email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2024 Berlinale Special

Crítica: Shikun

por 

- BERLINALE 2024: Amos Gitai explora los meandros de la sociedad israelí actual a través de una introspección teatral que reimagina la fábula antitotalitario de Eugene Ionesco El rinoceronte

Crítica: Shikun
Irène Jacob en Shikun

En su última propuesta, Shikun, el director israelí Amos Gitai reimagina la obra de teatro del absurdo El rinoceronte, de Eugene Ionesco, ambientándola en un edificio de uso mixto. El escenario es a la vez deliberado y simbólico, mientras que el título, Shikun (que significa “vivienda social” en hebreo), sirve de lienzo sobre el que retratar las divisiones de la sociedad israelí contemporánea. La elección de este título por parte de Gitai, en lugar de la alternativa que había estado considerando, It's Not Over Yet, indica su intención de proporcionar tanto un refugio como una contemplación de las ideologías autoritarias invasoras simbolizadas por los paquidermos metafóricos de la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Hot docs EFP inside

Shikun, proyectada en la sección Berlinale Special de la Berlinale, surge en un contexto de gran agitación en Israel (la película se rodó antes del atentado del 7 de octubre), en medio de protestas masivas contra las reformas gubernamentales y el auge de una sociedad conformista. El objetivo de Gitai era afrontar directamente las convulsiones sociopolíticas de su época. Trazando paralelismos con la fábula antitotalitaria de Ionesco, Gitai construye una historia cuya ambientación (un inmenso edificio inspirado en Le Corbusier en Be'er-Sheva) actúa como un personaje más, en el que se entrecruzan las variadas microhistorias de sus residentes. El diseño arquitectónico del edificio permite la coexistencia de diversos segmentos de la sociedad israelí, destacando tanto la solidaridad como la disonancia entre ellos.

El último trabajo de Gitai es teatral no solo por inspirarse temáticamente en la obra de Ionesco, sino también por su formalismo. La actriz francosuiza Irène Jacob actúa como narradora principal, adoptando el papel de coro formado por una sola mujer, que rompe con frecuencia la cuarta pared. En lugar de un diseño narrativo coherente, Gitai opta por una serie de escenas fragmentadas y digresiones que hacen referencia a los cambios sociopolíticos. Los rinocerontes metafóricos, a los que se alude retóricamente, pero que nunca llegamos a ver, simbolizan la atracción magnética del autoritarismo. Mientras tanto, la serie de monólogos sirve para defender la resistencia y la rebeldía, advirtiendo contra el miedo como una emoción construida y manipulada.

El mérito cinematográfico de la película se debe a la dirección de fotografía de Eric Gautier, que ya colaboró con Gitai en A Tramway in Jerusalem [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Amos Gitai
ficha de la película
]
. El primer tercio de la cinta resulta especialmente impactante, filmado en un único plano fluido. Esta técnica no se mantiene a lo largo de toda la película, ya que Gitai cambia el enfoque a una cámara fija que se concentra más en los rostros de los personajes, o en los espacios en el caso de las escenas colectivas. Otra transición estética se produce cuando el escenario se traslada del edificio a una estación de autobuses abandonada, impregnada de una atmósfera postapocalíptica. En este entorno subterráneo, el comentario político de Shikun adquiere una gravedad más alarmante, incluso cuando vemos a los personajes dando vueltas repetidamente en patinetes eléctricos.

Shikun es una obra cinematográfica y teatral formalmente cautivadora, donde el montaje de Yuval Orr y Simon Birman mantiene el interés más allá del plano secuencia inicial. Gitai navega por los entresijos de la conformidad y la resistencia dentro de los contextos que ocupa la sociedad, tanto física como metafóricamente. La película está imbuida de un estilo dinámico y declamatorio que mantiene la atención del espectador, y que se hace especialmente evidente en las proclamas in crescendo de Irène Jacob. A pesar de evitar una trama convencional y un arco argumental, Gitai mantiene el ritmo de la película, no solo inspirándose en Ionesco, sino también haciendo referencia a otras fuentes. Dicho esto, es posible que muchas de estas referencias no conecten con un público que no esté familiarizado con el contexto local.

Shikun es una producción de AGAV Films (Francia), Recorded Picture Company (Reino Unido), CDP (Francia), Elefant Films (Suiza), Ventre Studio (Brasil), United King Films (Israel), GAD Fiction (Francia), Intereurop (Francia) y Free Studios (Suiza). Visit Films se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy