email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2024 Un Certain Regard

Crítica: Santosh

por 

- CANNES 2024: Una nueva policía se queda con el puesto de su marido fallecido en el impresionante policiaco de la india Sandhya Suri

Crítica: Santosh
Shahana Goswami (centro) en Santosh

Santosh [+lee también:
entrevista: Sandhya Suri
ficha de la película
]
, dirigida por Sandhya Suri, presenta a una protagonista inexperta e ingenua que descubre que el mundo es mucho más sucio y oscuro de lo que ella pensaba. Se trata de un argumento que ya hemos visto en innumerables ocasiones y al que ya deberíamos estar acostumbrados. Por otra parte, el hecho de que la historia esté ambientada en el contexto particular del norte de la India le confiere a la película una cierta urgencia. El trabajo de Suri como directora y, sobre todo, como guionista es tan fluido y hábil que nos recuerda la capacidad especial del medio para mostrar el descubrimiento gradual de la corrupción, evocando obras pesimistas de los setenta como Serpico y Chinatown. El debut en la ficción de la cineasta británicoindia, tras varios documentales de éxito, se ha estrenado esta semana en la sección Un Certain Regard de Cannes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Realizada principalmente con financiación británica, estamos ante una oportuna obra de cine indio alternativo que podría atraer especialmente a la numerosa población de la diáspora, ya que está diseñada específicamente para contrarrestar los fantásticos y autocomplacientes enfoques de Bollywood sobre el orden público y el cumplimiento de la ley. A mayores, el público internacional apreciará su relevancia para abordar la actualidad sobre el ascenso del partido de extrema derecha BJP, la creciente discriminación antimusulmana en el país y las repercusiones del histórico sistema de castas en la política identitaria moderna.

Santosh (Shahana Goswami) es una nueva recluta de policía, joven e idealista, con un perfil tradicional, salvo por el hecho de que ha asumido el puesto por ser la viuda de un agente fallecido recientemente. El primer gran reto al que debe enfrentarse en su nuevo trabajo es una investigación sobre la violación y asesinato de una chica de casta inferior llamada Devika. En respuesta a la indignación de los medios de comunicación locales ante la respuesta indiferente y reacia de la policía, la carismática investigadora Sharma (Sunita Rajwar) es reclutada para solucionar el caso. En un primer momento, Santosh ve en ella una mentora y un punto de apoyo feminista en este mundo corrupto y patriarcal.

La identidad musulmana del principal sospechoso, Saleem (Arbaz Khan), establece una conexión con las circunstancias que rodearon la muerte de su marido, que fue golpeado por un ladrillo mientras intentaba sofocar una revuelta en un pueblo de mayoría musulmana. Sin embargo, a medida que avanza la investigación, que conduce a la detención de Saleem, se ignora cualquier tipo de justicia o cortesía hacia la casta dalit a la que pertenece Devika. Esto podría parecer una diferencia insignificante, pero la forma en que el caso se ve constantemente interrumpido, revelando la mala conducta y la complicidad de la policía, hacen que Santosh no puede clasificarse como un “procedimiento policial” tradicional, un género que normalmente muestra un sistema que funciona eficazmente. En este caso, estamos ante un drama criminal, donde la culpabilidad moral empaña a todos los que están cerca del caso.

El personaje de Santosh, reforzado por el lenguaje corporal de Goswami, firme e inquebrantable (en contraste con las arrugas de preocupación que se dibujan en su frente y sus mejillas), no proporciona mucha información sobre sus motivaciones, más allá de los detalles de su entrada en el cuerpo y los diversos desafíos y amenazas a sus límites morales. Sin embargo, esto dista mucho de ser una limitación y la convierte en una figura que comparte el punto de vista del público, a medida que nuestra propia certeza de haberlo “visto todo” se desmorona: el contrato social posterior a la independencia de la India está gravemente amenazado, y no podemos dar por sentado que pueda funcionar mejor en cualquier otro lugar del mundo.

Santosh es una coproducción entre Reino Unido, Francia, Alemania e India, producida por Good Chaos, Haut et Court y Razor Films. mk2 films se ocupa de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy