email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2005 Quincena de los realizadores

Travaux, on sait quand ça commence: Una comedia muy coloreada

por 

Después de Outremer (Gran Premio de la Semana de la Crítica en 1990) y Post Coïtum animal triste (presentado en Una Determinaa Mirada en 1997), Brigitte Roüan vuelve a la Croisette con una comedia casi musical, Travaux on sait quand ça commence... [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, llevada por una Carole Bouquet muy vivaz. Abogada, Chantal Letellier ganó numerosos pleitos gracias a un juego de piernas muy personal. Su último cliente le está tan agradecido que la sitia delante de su oficina para invitarla al restaurante y, la bebida de por medio, pasa la noche con ella. Por la mañana, el hombre está siempre allí, más encantado que nunca, y decidido a permanecer. Para expulsarlo, Chantal emprende inmensos trabajos en el apartamento donde vive con sus dos hijos adolescentes. Ardiente defensora de los inmigrantes, toma para efectuar estos trabajos, a un arquitecto colombiano del que acaba de regularizar sus papeles. Quien se rodea de un grupo de trabajadores clandestinos polivalentes… “Busco en las maletas de mi vida para hacer mis películas, explica Brigitte Roüan. Vivo en la misma dirección desde hace más de veinte años. Comencé en un cuarto de servicio luego, poco a poco,compré las habitaciones vecinas para formar un apartamento. En términos de trabajos, conocí todo. Todos aquellos que conocen mucho o poco en trabajos, tienen los bolsillos llenos de anécdotas. Reímos algunos años más tarde o podemos hacer una película. ” Sobre un tono de pura comedia, la realizadora francesa mezcla el tema del amante torpe con el tema más grave de las personas sin papeles. Microcosmos de una sociedad que se ha convertido en multicultural, la película sobrevuela los distintos aspectos a través de un montaje de personajes muy coloridos. Tratado sobre el método desplazado de la burla, la película ofrece a Carole Bouquet un papel sorprendente puntuado por algunos impulsos de danza que no dejarán de recordar a la encantadora Cyd Charisse en Cantemos bajo la lluvia. La película es producida por el desaparecido Humbert Balsan. “Perdí a alguien que yo adoraba, reconoce Brigitte Roüan. Su muerte es un eclipse de sol para mi, para la libertad de creación, para el cine independiente. El precio de la libertad se volvió exorbitante, es como los bienes inmuebles. Humbert era multicolor, pana-visionario, panasónico. Conocía la película de memoria. "Esta producción enteramente francesa reúne a Ognon Pictures, Arte France Cinéma, Agustine Pictures, Canal+, Ciné Cinéma, Gimages 6, Millifin y la Procirep. La distribución y las ventas internacionales están garantizadas por Pyramide.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.