email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

2. Debilidades en la financiación con cadenas de televisión

por 

“El crecimiento de las ayudas ha terminado”. La declaración de David Kessler, director general del CNC, durante la presentación a la prensa de la producción del año 2002, pone el acento en la preocupación reinante entre los operadores franceses y en la absoluta necesidad de encontrar soluciones alternativas.

Hasta ahora, el sistema de ayudas al cine seguía a su locomotora, la televisión de pago Canal+. Desde su nacimiento en 1984, la televisión de pago tenía que destinar al menos el 20 por ciento de sus recursos anuales para adquirir derechos de difusión de películas (al menos un 12 por ciento en derechos europeos y un 9 por ciento en derechos franceses) con un mínimo por cada abonado. Canal+ invirtió un total de 302 millones de euros en 2002, de los cuales 123 millones fueron para 109 películas francesas. Sin embargo, y por primera vez, la caída en el número de abonados ha hecho que disminuya la obligación legal de la cadena. En la primavera de 2002, la suspensión temporal de las preventas de Canal+ ha desatado el pánico en la industria cinematográfica francesa. Subordinado a la competencia de las cadenas por cable y por satélite y a la incertidumbre en la estrategia de su casa matriz, Vivendi Universal, Canal+ debe renegociar sus obligaciones con el cine francés hasta el 2004 y el pesimismo abunda. Además, la cláusula de diversidad impuesta a la cadena desde mayo de 2000 para favorecer a películas de presupuesto medio y pequeño (45 por ciento de estas inversiones están reservadas a las producciones con un coste inferior a 5,34 millones de euros) tiene un efecto perverso: los presupuestos que se acercan a este umbral son cada vez más (24 películas en 2002 y 11 en 2001).
Por último, se considera que en 2002 la cadena no cumplió sus compromisos, acusación rechazada por la cadena Canal+ que invoca la variación existente entre la realidad de sus preventas y la participación de las películas en el CNC. El Consejo Superior del Audiovisual pondrá fin pronto a esta controversia, reveladora del clima de desconfianza entre el cine francés y su principal financiador.
Para las ayudas provenientes de los canales herzianos en abierto, la situación es mejor, con 108 millones de euros invertidos en 2002, con un aumento del 8 por ciento, repartidos entre el 68 por ciento de preadquisiciones y el 32 por ciento de coproducciones. Este aumento no deja de ser relativo, dado que deriva de la ampliación de sus obligaciones legales. TF1, que garantiza el 31 por ciento de las inversiones, ha reducido notablemente su participación con respecto a 2001, pasando de 45 a 33 millones de euros, cuando, por el contrario, los canales estatales de televisión (France 2 y France 3) han aumentado la suya de 36 a 50 millones de euros. En breve se pondrá el problema fundamental de la prefinanciación de los canales en abierto, que no se corresponde ya con el impacto real del cine: en 1993, 20 de 49 películas francesas estaban entre las primeras 100 de audiencia, pero en 2002 bajó a 9 películas francesas para un total de 23.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Las cadenas de televisión descubrieron desde hace tiempo su papel de impulsoras del cine francés, pero se ha creado una situación de estrecha dependencia que tiene sus inconvenientes: presión de las televisiones sobre los repartos de las películas en franja de mayor audiencia, difusión limitada en la pequeña pantalla de largometrajes de animación y dedicados a adolescentes aunque hayan sido rentables en las salas, integración vertical con la creación por parte de los canales de estructuras de producción, distribución y realización vídeo que limita el campo de acción de los independientes. Los operadores del cine francés esperan que sea posible deshacer estos vínculos con fuentes nuevas de financiación.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.