email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FESTIVALES Francia

En Clermont-Ferrand los cortos están en Buena salud

por 

La filosofia tras del 28º Festival internazionale del Cortometraggio di Clermont-Ferrand, (27 de Enero – 4 de Febrero) puede resumirse de la siguiente manera: “Rechazar el cortometraje es como rechazar la posibilidad de innovación y búsqueda. Verdaderamente quiere decir romper con el futuro del cine”. El festival finalizó con números satisfactorios: Hubieron numerosos premios que fomentaron nuevas películas, grandes audiencias (se registraron 130.000 personas que atendieron) y una gran oferta internacional de cortos, entre los competición y otras secciones, de 64 países. El surtido fue abundante y se extendió desde la retrospectiva británica de los últimos quince años (Leigh, Park, Quay), a los del 80º aniversario de la Louis-Lumière School, el autor y guionista Jean Giono y el sueco de 32 años Jens Jonsson. También se exploró la forma emergente del documental animado, con dos programas que serán de nuevo proyectados en Bruselas como parte del Anima 2006 (24 de Febrero-5 Marzo).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

De las muchas películas en competición (tres secciones en competición – Internacional, Nacional y Experimental – con un número de subsecciones cada uno), era evidente que los cortometrajes están en buena salud, una impresión confirmada por el número de representantes de la industria (especialmente de la Europa Occidental, el este de Asia, Canadá y Méjico) en el mercado del festival. En el amplio y coronado Cocteau Room de la Maison de la Cultura, el centro del festival, las estrellas crecientes del cine recibieron los premios Vercingetorix. El gran Premio Internacional fue a manos de Medianeras, del argentino Gustavo Taretto, sobre la falta de comunicación en grandes ciudades (aquí, Buenos Aires), presentado entre una arquitectura caótica y un humor sensible. El ganador de la sección francesa fue Fais de beaux rêves de Marilyne Canto, que también representó el papel principal en una historia en blanco y negro de pérdida y luto, a medio camino entre el sueño y la realidad. El público premió al corto británico Hibernation de John Williams, que trata sobre la enfermedad incurable de un niño y la tierna solidaridad de dos amigos, y Le mammouth Pobalski del director francés Jacques Mitsch.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy