email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2006 Competición

Chabrol y la fascinación por el poder

por 

Chabrol y la fascinación por el poder

Claude Chabrol y Robert Altman son los dos autores veteranos que presentan sus nuevas películas en la competición oficial de la Berlinale. Si A Prairie Home Companion de Altman ha sido la favorita de la critica hasta ahora, y las expectativas hacia A Comedy of Power (L’ivresse du pouvoir) [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Chabrol están siendo más y más altas ya que la película se proyecta oficialmente esta tarde, a tan sólo dos días de la Ceremonia de los Premios.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Chabrol y Isabelle Huppert que colaboraron por la última vez en Gracias por el chocolate (Merci pour le chocolat) (2000), repiten la experiencia con A Comedy of Power, un cuento sobre la fascinación del poder y las consecuencias que tiene para una mujer obsesionarse con ello. La juez Jeanne Charmant-Killman (Huppert) investiga un caso de malversación que involucra al director general de un grupo de empresas. Pronto entiende que el poder es limitado y condicionado por otro tipo de poder superior jerárquico. Sin embargo, Jeanne se resiste en un mundo de hombres, como si hubiera estado predestinada a hacerlo. ¿No es Killman su apellido?

"Mi intención no era la de exponer situaciones conocidas por todo el mundo, sino la de preguntar por las consecuencias que tiene el poder para un ser humano", declaró el director de 76 años. Basado en hechos reales pero sin querer denunciarlos, el argumento de A Comedy of Power salta de la esfera pública a la privada y viceversa, mostrando que la vida de Jeanne es tan corrupta como la de los criminales a los que persigue. Si el escándalo financiero fue abordado con un sentido del humor agudo, Chabrol decidió retratar el matrimonio de Jeanne en un tono mas serio. No hay lugar a sátiras, pues nos encontramos ante una pareja decadente, donde marido y mujer se han convertido en invisibles el uno para el otro.

Cuando le preguntamos si Chabrol estaba obsesionado con el poder, el declaró que "el poder de un director de cine es tan enorme que no existe. El poder realmente corresponde a los productores, y por fortuna en Francia son todavía bastante humanos". Para Huppert, "Chabrol no es un dictador, pero tiene un inmenso poder hacia sus películas, que es invisible. Tiene una mano de hierro invisible".

A Comedy of Power fue coproducida por Alicéléo, France 2 Cinéma, Ajoz Films y Integral Film con la participación de Canal + y Cinecinema, con el apoyo de Procirep de l'Angoa – Agicoa, CNC y Filmförderungsanstalt. La compañía parisina Wild Bunch lleva las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.