email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2006 Una Cierta Mirada / España

Salvador, el último de los idealistas

por 

Salvador, el último de los idealistas

El 2 de marzo de 1974 Salvador Puig Antich, acusado de haber matado a un policía, es condenado y ajusticiado en España. Tiene 25 años. Es el último detenido político a padecer la "garrota" y su ejecución coincide con el final del régimen del general Franco.

Frances Escribano ha relatado en un libro, "Compte enrere / Cuenta atrás", la historia de este joven anárquico catalán. El realizador Manuel Huerga (Antàrtica, 1995) se ha inspirado de este libro para girar Salvador [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, seleccionado en Una Cierta Mirada.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El actor alemán Daniel Brühl, protagonista del filme ha sido revelado con Good Bye Lenin [+lee también:
tráiler
entrevista: Wolfgang Becker
ficha del filme
]
. A su lado jóvenes actores españoles de talento, entre los cuales Leonor Watling (Habla con ella [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Pedro Almodóvar), Celso Bugallo (Mar adentro [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), y el argentino Leonardo Sbaraglia.

La película, coproducción hispano-inglesa entre Media Producciones e Future Films, inicia con el arresto del joven Salvador, después de un tiroteo en el cual muere un agente de la policía política, y esta dividido en dos partes. En la primera el mismo Salvador cuenta a su abogado lo que lo ha llevado a actuar contra el régimen fascista, realizando varias rapiñas para comprar nuevas armas para el movimiento de liberación. En la segunda asistimos a la larga y penosa batalla de los padres y amigos para salvar a Salvador de la pena de muerte.

Girado en alta definición, con numerosas escenas de acción, el filme se confía a una fotografía (de David Omedes) de excelente calidad que logra reproducir la dramática atmósfera de los años 70, pero que no posee una estructura narrativa y de realización suficientemente sólida como para profundizar en un tema tan importante y dramático para la populación española.

La primera parte se reduce a un largo spot bien girado que tiene como único objetivo el entretenimiento, con un lenguaje fílmico contemporáneo que puede ser atrayente para un publico más joven. Una reflexión sobre uno de los tantos aspectos del régimen franquista - para restituir la memoria de aquellos que sufrieron el ostracismo, la cárcel, la represión y la muerte para defender los valores de una sociedad democrática - habría merecido una dirección más madura.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy