email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Francia

Las salas en dificultad, demasiadas películas francesas (1)

por 

Las salas en dificultad, demasiadas películas francesas (1)

Ayer se ha publicado el informe de Jean-Pierre Leclerc sobre las "condiciones actuales del estreno de los filmes en sala", un estudio solicitado por Véronique Cayla, la directora general del Centro Nacional de la Cinematografía (CNC). La encuesta parte de una constatación inevitable: los estrenos de los filmes pasaron de 387 à 530 entre el 1996 y el 2005, o sea 10 nuevos filmes en cartelera por semana. Superior a otros países europeos (368 en Alemania en el 2004, 530 en España, 392 en Italia, 451 en Reino Unido), este volumen no debe su aumento a los filmes americanos cuya oferta permanece estable, sino a las películas francesas (160 estrenos en el 1996 contra 228 en el 2005) y europeos (de 57 a 96). Y la producción record de 240 largometrajes franceses en el 2005 agrava la situación ya que el mercado no podrá absorberlos, ni ofrecerles condiciones de exhibición satisfactorias.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Entre las causas de la inflación del número de estrenos figura la creación de las filiales de distribución de las cadenas TV (Mars Distribution para Canal +, TFM Distribution para TF1, SND para M6), que sacan alrededor de 50 películas al año, y también las salidas técnicas, el peso creciente de los multi-salas o también los contratos de ouput deal (compra agrupada) firmados entre Canal + y TPS y las sociedades de producciones americanas. Por otra parte, el número de copias se ha más que duplicado en 10 años (37.000 en el 1996 a más de 75.000 el año pasado). Este fenómeno se debe a varios factores: un parque de salas mejor establecido en las pequeñas y medianas ciudades, la solicitud del público de películas recientes, la sobre-exposición de algunas películas (en particular, americanas), o incluso la influencia de las filiales de distribución de las cadenas TV que sacan un 10% de las películas con un 23% de las copias. Esta tendencia que hace bajar la rentabilidad por copia implica la reducción de la duración de vida de las películas en salas que es sin embargo necesaria para las obras más frágiles.

El almanaque juega también un rol con un verano considerado como desfavorable a los filmes franceses y a la acumulación de estrenos alrededor de las vacaciones escolares no estivales. Se agregan estrategias de saturación de las pantallas, un filme obtiene hoy 56% de su recaudación en dos semanas de exhibición y 79% en cuatro semanas. Y la distancia se instala entre los distribuidores más fuertes y los más modestos. En el 2004, GBVI apostaba en promedio de 391 copias por filme delante de Warner (389), EuropaCorp(350), UIP (309), Pathé (291), UFD (285), Columbia (269), SND (247), Mars (240), Pan Européenne (237) y TFM (235). Cifras a comparar con las de Bac Films (91), Rezo Films (89), ARP Sélection (83), Diaphana (73), Gémini (63), Pyramide (58), Haut et Court (47), Les Films du Losange (43), Océan (43) y MK2 (25).

El resultado? Los exhibidores estiman imposible conciliar el acceso a los filmes en sala y la garantía de una duración de exhibición satisfactoria. Las salas de arte y ensayo a veces están obligadas, por motivos de rentabilidad, a programar filmes taquilleros a detrimento del cine de investigación. Y las tensiones aumentan con distribuidores presionados por la fuerte alza de las inversiones publicitarias necesarias para sacar las películas (+107% desde el 2000). Relaciones sobre las cuales pesan también el poder de vida o muerte sobre la carrera de los filmes de los dos circuitos que tienen el dominio casi absoluto de las condiciones de estreno: UGC (41% de las entradas en Paris) y EuroPalaces (24 %).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.