email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Francia

Regular la revolución digital

por 

El formateado de las obras cinematográficas bajo la influencia de las televisiones y las amenazas de una revolución digital sin regular han sido el centro de los debates de los Encuentros Cinematográficos de Dijon, organizados del 26 al 29 de octubre por la ARP y que han reunido a 450 profesionales de 22 países. Los Autores – Realizadores – Productores han señalado notablemente en su comunicado final que "las financiaciones de las televisiones a menudo imponen normas de audacia mínima que obedecen a las exigencias de lo políticamente correcto", el público se vuelve un rehén del mercado y se encuentra manipulado por el marketing. Ante el hecho de que las sobras personales y originales sufren grandes amenazas, la ARP pide entonces a los poderes públicos y a los responsables de las televisiones públicas que tomen las decisiones necesarias e incitan a las cadenas privadas y a los grandes grupos industriales a comprender que "“este condicionamiento por el formateado de las obras conduce a una degradación cultural".

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En lo que concierne a los nuevos territorios abiertos por la tecnología digital, que han dado lugar en Dijon a análisis detallados y sobre los cuales volverá Cineuropa próximamente con una noticia especial, la ARP ha recordado la urgencia de regular esta nueva economía del cine que debe participar en la financiación del séptimo arte. A nivel europeo, los Autores – Realizadores – Productores reclaman que la nueva directiva Televisión sin Fronteras (que se votará en diciembre en el Parlamento Europeo y se examinará en el Consejo Europeo el 13 y 14 de noviembre) pueda apoyar la circulación de las obras europeas y preservar la capacidad de los Estados para regular los servicios no lineales con el objetivo de asegurar la diversidad cultural. Además, la ARP ha apoyado la voluntad del Programa MEDIA 2007 de hacer del video a la carta una verdadera oportunidad para el cine europeo y ha deseado que se favorezcan las reagrupaciones de derechohabientes para poner en línea obras europeas. Para finalizar, los miembros de la ARP han denunciado la inadmisible ofensiva de los industriales (fabricantes de material electrónico y de tecnologías de la información) contra la copia privada y ha dado su apoyo a la voluntad de los poderes públicos franceses de hacer que dé también su apoyo el conjunto de distribuidores de servicios audiovisuales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy