email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PRODUCCIÓN Estonia

Acuba vuelve con The Hostage

por 

Acuba vuelve con The Hostage

La compañía con sede en Tallin Acuba Film, que obtuvo el Premio a la Mejor Película Estonia en el Black Night Film Festival el año pasado con el documental Pärnography, vuelve con otra cinta en la sección de competición estonia: The Hostage [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, de la renombrada cineasta letona Laila Pakalnina.

La película, producida por el equipo de producción de la directora, Hargla Production , con Arko Okk, de Acuba, y el esloveno Igor Pedicek (Casablanca Film Production), fue primero proyectada en Locarno en la sección “Cineastas del Presente” y en Pusan. La película es una mirada absurda a la sociedad letona haciendo uso, como telón de fondo, de la historia de un secuestrador inofensivo (el actor esloveno Branko Zavrsan, En tierra de nadie [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
) que rapta a un niño al aterrizar el avión en el aeropuerto de Riga.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Okk ha trabajado también como director de fotografía en la película (como en la mayoría de las cintas que produce) y dijo que este trabajo de 400.000 euros ha sido rodado en Letonia, donde “todo es más barato que en Estonia”. The Hostage se estrenó en tres pantallas en Estonia, donde se mantuvo en cartelera durante una semana; actualmente se proyecta en un cine de Letonia. Se vende internacionalmente a través de la Latvian Film Foundation.

Okk, que produjo anteriormente el documental premiado de Pakalnina The Bus (2003), afirma que intenta hacer lo que le gusta, incluso si de verdad sabe que las perspectivas en las salas de sus películas de autor son bastante limitadas. En Estonia, si la gente va al cine, es para entretenerse con películas infantiles o americanas, que monopolizan las pantallas, e ir al cine por placer no es una prioridad; a menudo se asocia con la propaganda de la ocupación rusa. El teatro es el entretenimiento pagado de mayor popularidad.

Otro problema importante para las cintas estonias es el hecho de que este idioma no se entiende fuera de sus fronteras, de ahí su dificultad para llegar al público, incluso al de los países vecinos. “Quizás en 10 años mis esfuerzos por realizar películas de autor de calidad se verán recompensados”, comenta.

Mientras tanto, se siente agradecido con el Programa MEDIA y Eurimages, cuyo apoyo ha cambiado la situación de los productores bálticos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy