email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Francia

Proyección digital: hacia un sistema a dos velocidades

por 

Reunidos en La Rochelle para la 5° edición del IDIFF (International Digital Film Forum), los profesionales revelaron los últimos adelantos en cuanto al equipamiento digital de las salas. Así, Gaumont confirmó que EuroPalaces (salas Gaumont y Pathé) empezaría la proyección digital a finales del próximo verano. Y los prestadores de servicios multiplican las ofertas basadas en la interoperatividad entre los materiales y en la posibilidad de hacer pagar a los distribuidores una parte de los gastos de equipamiento de las salas con el VPF (Virtual Print Fee), empleado en los Estados Unidos. Entre ellos figuran el líder belga XDC, que administra 305 pantallas digitales en Europa (80% del mercado), Technicolor, que controla las 37 salas equipadas por el momento en Bélgica y Francia por Kinepolis, o también los británicos de Arts Alliance Media (projet Digital Screen Network iniciado por UK Film Council), que trabajan también en Noruega. Los prestadores de servicios que pueden administrar la integración servidor- proyector digital, negociar por cuenta del exhibidor frente a los fabricantes de material y a los distribuidores de películas, garantizar el mantenimiento, el transporte, la gestión de las claves de cifrado, la codificación, el archivado..., ambicionan de 2.000 a más de 5.000 pantallas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sin embargo, no es todo tan simple en el mercado europeo, más fragmentado que el de Estados Unidos. El primer problema tiene que ver con la falta de filmes disponibles en digital y la sistematización de la creación de másters digitales pasando por una repartición clara de los gastos entre distribuidor y productor de filmes. En efecto, si el distribuidor debe pagar el máster, no querrá entrar en la lógica VPF. Por otra parte, la generalización de la calibración digital parece indispensable. Hoy, el 40% de los filmes se terminan en postproducción con carretes de películas con sales de plata y pasarlos a digital tiene un costo muy elevado.

Sobre el capítulo de la distribución, se corre el riesgo de ver algunos sectores completamente olvidados, por falta de filmes o de salas equipadas. Claude-Eric Poiroux ha constatado que la red de salas de Europa Cinemas, pionera en otra época, se encuentra actualmente en retraso, ya que las películas disponibles en digital son esencialmente filmes nacionales y americanos. La diversidad se vería entonces amenazada con un tipo de filme que ya no sería distribuido o salas y estarían obligadas a cambiar su programación.

Para la exhibición, los expertos consideran que serán necesarias tres salas equipadas en digital por complejo para que las películas puedan vivir una carrera completa. Pero los distribuidores independientes corren el riesgo de deber proporcionar una copia digital y una en 35 mm, ya que sus películas sirven a menudo de variable de ajuste en el multicine. A este doble costo se añade el hecho de que las salas equipadas son, sobre todo, las más grandes, fuera entonces del objetivo de las películas de los distribuidores independientes, como lo destacó Adeline Monzier, de D.I.R.E, que, sin embargo, anunció que se está dirigiendo hacia un VPF adaptado a Francia. Por último, no hay que olvidar que numerosas salas no podrán poner en cabina un proyector digital junto al de 35 mm y que a menudo van añadirse gastos de adaptación de las cabinas a los de la compra del material, la instalación y el mantenimiento. Sin un modelo económico a crear, se corre el riesgo de que aumente muy rápidamente la diferencia entre grandes y pequeños distribuidores o explotadores. Y el espectador participará seguramente en la amortización del equipamiento, puesto que, por ejemplo, el precio de una entrada para una película proyectada en digital por Kinepolis aumentará un euro en Bélgica y 50 céntimos en Francia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy