email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Italia

El sueño parisino de Bertolucci

por 

- A punto de terminar el rodaje en París, el director italiano habla de los sueños revolucionarios de tres jóvenes durante la rebelión estudiantil del 68

El sueño parisino de Bertolucci

Bernardo Bertolucci vuelve a París. El director italiano ha elegido la Ciudad Luz para relatar los sucesos de mayo del 68, inspirándose en la novela de Gilbert Adair, “The holy innocents” (Los santos inocentes). En su última película, The dreamers (Los soñadores), cuenta la historia de tres jóvenes apasionados por el cine –Louis Garrel, Eva Green y Michael Pitt- que se conocen y descubren la política y el sexo en aquellos días en los que “te ibas a la cama convencido de que despertarías en el futuro”. El cineasta tiene “secuestrado” desde hace siete meses un edificio situado entre el Arco del Triunfo y la estación de San Lázaro, transformado en un estudio en miniatura, con oficinas, salas de montaje y sets. Producida por Jeremy Thomas y coproducida con Medusa, el rodaje de la película termina esta semana y el estreno está previsto para 2003.
The dreamers no es una película histórica sobre mayo del 68, pero no es fácil prescindir de las manifestaciones estudiantiles y muchas escenas transcurren en la Sorbona, Trocadero y el Barrio Latino con las barricadas de fondo. “La película intenta transmitir a los jóvenes el espíritu de ese momento, de días en los que la juventud actuaba, estaba presente. Había la certeza de un futuro esperanzador, de una utopía. La ilusión de pensar que transgrediendo se podía cambiar el mundo”. Sin embargo hoy “los jóvenes ni siquiera saben lo que representó el mayo del 68. No se habla de ello, ni siquiera los hijos de los que estuvieron allí. Tal vez se avergüenzan, o sienten que fue un fracaso”. Algo muy diferente de lo que pasaba en aquel entonces, días “en los que había una gran confusión entre la política, el amor por el cine, la música y el sexo”.
Sin embargo, The dreamers nace también de una especie de desilusión. “Durante mucho tiempo tuve el deseo de hacer una película que resumiera la historia del siglo XX –dice Bertolucci-, pero habría sido una historia maquillada. Hoy ya no hay la fe y la pasión política de entonces, ni en mí ni en los que participaron en los eventos de hace treinta años”. Un juicio que también le corresponde a la Italia de los últimos años: “Tengo muchas esperanzas pero a veces también una gran resignación”, y añade palabras de elogio para Nanni Moretti: “en estado de gracia”. Antes de marcharse, concluye: “No es verdad que en la Italia de Berlusconi no se pueda hacer cine, pero veo a Berlusconi como una pesadilla por el tremendo poder que ejerce en toda Europa a través de sus televisiones, lo veo en el Elíseo y en Downing Street.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy