email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2007 Competición / Francia

Tehilim: Menachem’s Blues

por 

El extraño cine en tierra israelí del joven realizador francés Raphaël Nadjari se infiltró ayer por la noche por primera vez en competición oficial en el Festival de Cannes Festival de Cannes con Tehilim [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
("Salmos"), suscitando una curiosidad desconcertante en la prensa internacional. Centrada en una familia de Jerusalén enfrentada a la inexplicable desaparición del padre, la película, intimista y sutil, presenta en la frontera del documental el retrato de un adolescente privado de referencias y estudiante del impacto de la influencia religiosa sobre los espíritus desorientados. Con un ambiente que hechiza y una puesta en escena realista que desvían las dificultades de una economía de medios en un estilo visual minimalista muy logrado (magníficas secuencias nocturnas en claro-oscuro, fuerza sugestiva de los grandes planos...), Raphaël Nadjari infunde su personal enfoque cinematográfico concentrado en lo humano y sus incertidumbres, una pequeña música rechaza la manipulación del espectador y prefiere dejar huellas de un perfume de autenticidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Rodando por segunda vez en Israel, el cineasta marsellés de 36 años, coautor del guión con Vincent Poymiro, pasa de la Tel Aviv de Avanim (2004) a la Jerusalén de Tehilim sin renunciar a sus temas de predilección: el judaísmo y la familia. En su visor, un cuarteto compuesto por un padre autoritario, una madre cariñosa ama de casa (Limor Goldstein) y sus dos hijos: Menachem (Michael Moshonov), que tiene alrededor de 16-17 años, y David (11-12 años), dos jóvenes actores no profesionales extraordinariamente dirigidos. Rápidamente, el padre desaparece misteriosamente tras un accidente de coche y su ausencia precipita a la familia a la niebla emocional, económica y espiritual. Encerrándose sobre sí mismo, abandonando el colegio y huyendo de sus amigos y de su primer amor (con una excelente escena de ruptura), Menachem Frankel yerra, sin encontrar un sentido a la situación que vive bajo la influencia de su abuelo y de su tío, dos ultrarreligiosos. Locales de estudios talmúdicos unilaterales a la comisaría donde la familia mendiga un certificado de desaparición con el fin de liberar las cuentas bancarias del padre, hasta la casa donde se siente el peso del ausente y donde la madre resiste a la invasora presencia de los religiosos de la familia, que utilizan salmos para el desaparecido con fines de proselitismo, Tehilim muestra el desasosiego. Y el blues de Menachem encontrará una salida absurda, metáfora discreta de una sociedad que ha perdido una parte de su sentido.

Coproducción en un 79% francesa dirigida por BVNG Productions (Frédéric Bellaiche y Geoffroy Grison) con los israelíes de Transfax, Tehilim, que sólo costó 620.000 euros, ha sido comprada por adelantado solamente por Canal + y se benefició de la ayuda a las películas en lengua extranjera del Centro Nacional de la Cinematografía(CNC) y del apoyo de la Sofica Arte Cofinova. Haut et Court asegurará la salida en las salas francesas el 30 de mayo, mientras que Films Distribution administra las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.