email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2007 Competición / Francia

Un seductor, Une vieille maîtresse y una joven esposa

por 

Un seductor, Une vieille maîtresse y una joven esposa

Especialista de la exploración de la dependencia de los cuerpos y almas, la sulfurosa realizadora francesa Catherine Breillat, seleccionada por primera vez en competición oficial en el Festival de Cannes y decana de los directores en concurso, ha presentado esta mañana con Une vieille maîtresse [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
una cara inesperada y asombrosamente aliviada. Reciclando sus temas de predilección en el París de 1835 adaptado de una novela epónima de Barbey d'Aurevilly, la cineasta –que a finales de 2004 superó una peligrosa hemorragia cerebral que la dejó medio paralizada durante algunos meses- firma un largometraje casi clásico, con la violencia y el amor-odio en el centro del relato amortiguados por la distancia inducida por la lengua de los aristócratas de la época. Y el triángulo amoroso motor del relato se basa en intérpretes a la altura, con una Asia Argento de volcánico potencial bien retenida por Catherine Breillat, la agradable revelación del desconocido Fouad Ait Aattou, sin olvidar a Roxane Mesquida, Claude Sarraute, Yolande Moreau y Michael Lonsdale, todo impecables a pesar de algunas disminuciones del ritmo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Les Arcs November Internal

Conquista y reconquista, sentimientos y deseo, libertinaje y matrimonio...: Une vieille maîtresse diseca una relación de 11 años entre el guapo Ryno de Marigny (Fouad Ait Aattou), jugador y donjuán impenitente, y Vellini (Asia Argento), una devoradora de hombres andaluza. A punto de romper la relación para casarse con la pura Hermangarde (Roxane Mesquida), el joven dandy describe en flashbacks los episodios de esta relación de intoxicación mutua (orgullo, erotismo, desprecio de las conveniencias, muerte de un niño, celos...). Pero el pasado tejió un vínculo imposible de desenredar. Una intriga sentimental con repercusiones novelescas (duelo, paseos a caballo, veladas en la ópera, carrozas...) adornada de un análisis de la alta sociedad de la época con seductores diálogos que revelan un universo de rumores y de estrategias sociales. Un conjunto que, sin embargo, no entusiasmó realmente al público de Cannes, pero sin desagradarle totalmente gracias al encanto de los decorados y trajes, y al elegante trabajo del director de fotografía Yorgos Arvanitis.

Producida por Flach Film, Une vieille maîtresse fue coproducida por CB Films, France 3 Cinéma, Studio Canal y, en un 10%, por los italianos de Burskin Film por un presupuesto global de 7,22 millones de euros. Apoyada por el adelanto de ingresos del CNC, la región de Ile-de-France y compras por adelantado de Canal + y TPS, la película será distribuida en Francia el 30 de mayo por StudioCanal y se venderá internacionalmente por Pyramide.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.