email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FESTIVALES Bélgica

J'ai toujours rêvé d'être un gangster: una joya burlesca

por 

J’ai toujours rêvé d’être un gangster [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(leer la noticia), segundo largometraje, después de Janis y John, del director francés Samuel Benchetrit, fue seleccionado este verano en el Festival Internacional de Cine de Locarno y esta noche se encarga de clausurar el 22º Festival Internacional de Cine Francófono de Namur, presentado fuera de concurso. Y afortunadamente para el resto de cintas, pues J’ai toujours rêvé d’être un gangster tiene motivos para arrasar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Con sus audacias narrativas y musicales, las coreografías de sus personajes, su ritmo y su guión tejido a mano, este largometraje rodado en un bello blanco y negro demuestra que Samuel Benchetrit no es sólo escritor, director y dramaturgo, sino también cineasta de gran talento. J’ai toujours rêvé d’être un gangster se compone de cuatro sketchs relacionados unos con otros por una cafetería perdida en una carretera nacional totalmente desierta. En ella se cruzarán toda una galería de personajes chalados. Enamorado del cine, Benchetrit realiza una pequeña joya de cine burlesco, tierna y nostálgica, divertida y sabrosa, entre el gángster, el western, la road movie, el slapstick... Duelo amoroso (Anna Mougladis y Edouard Baer), duelo a lo Jarmusch sin cigarros (Arno y Alain Bashung), dúo de brazos rotos (los belgas Bouli Lanners y Serge Larivière), hasta la banda de Gángster a la fuerza (Jean Rochefort, Laurent Terzieff, Jean-Pierre Kalfon, Roger Dumas y Venantino Venantini), la película gira alrededor de varios atracos cada cual más fallido, de perdedores que se montan historias, de grandes niños soñadores.

Producida por Fidélité Films en asociación con Wild Bunch, que posee los derechos internacionales, la cinta se benefició de la participación de Canal + y de TPS. Su distribución en Francia está prevista para principios de 2008 a través de Pan Européenne Edition, mientras que de las pantallas belgas se encarga Les Films de L'Elysée.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.