email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Francia

Klapisch da la voz de alarma: el mercado acaba con la cultura

por 

Klapisch da la voz de alarma: el mercado acaba con la cultura

La inquietud de los creadores franceses ante el empobrecimiento actual del contenido de las producciones ha encontrado esta semana a un portavoz muy popular en la persona del cineasta Cédric Klapisch (cuya próxima película, Paris -leer entrevista- saldrá el 20 de febrero de 2008), que habló sobre el tema en un artículo publicado en el diario Le Monde y titulado “El cine, para ayudar a vivir”.

Dirigiéndose al presidente de la República, a la ministra de Cultura y “a todos aquellos que confían ciegamente en «las espectativas del público», sin medir hasta qué punto la diversidad cultural está tan amenazada”, el cineasta alude “al drama que afecta desde hace unos años al sector del cine”. Recordando que figuraba entre los que acusaban “al cine francés de ser esnob, pretencioso, intelectual”, Cédric Klapisch destaca la particularidad incluso “de haber luchado durante años para afirmar la necesidad de un cine popular” y de encontrarse "defendiendo hoy un cine no elitista, sino cultural. Siempre he pensado que se pueden hacer películas comerciales sin tomar, al mismo tiempo, a los espectadores por tontos. Creo en una tercera opción que rechaza la sempiterna oposición película de autor - película comercial. “

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Hoy”, prosigue al realizador, “lo que nos preocupa, a nosotros, realizadores, es asistir a la lenta e insidiosa desaparición de lo que podría sorprender o despertar al público. Existe, de hecho, un empobrecimiento cultural en nuestro país y las elites ya ni siquiera prevén hacer algo para detenerlo. Comparto aquí el planteamiento de Pascale Ferran en los César. Con la Sociedad de realizadores de películas (SRF), observamos hasta qué punto la situación se deteriora rápidamente, y urge una respuesta. El cine debe, por supuesto, divertir, pero debe también advertir.(...) No debe “adormecer”, sino mostrar, informar, despertar la curiosidad. “

Según Cédric Klapisch, “la multiplicación de los espacios de difusión acentúa la lógica del índice de audiencia y la omnipresencia de los blockbusters. El resultado: un formateado sin precedentes de las obras. En materia cultural, se hace indispensable contrapesar los efectos perversos del mercado. No queremos una cultura asistida, queremos una cultura protegida (…). Limitarse a dejar que el mercado haga la cultura, es acabar con la cultura. “

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy