email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FESTIVALES Italia

Polonia triunfa en el festival de Trieste

por 

Polonia triunfa en el festival de Trieste

Se ha cerrado el Festival de Cine de Trieste con el éxito de dos producciones polacas: Plac Zbawiciela [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(Savior’s Square) de Krzysztof Krauze y Joanna Kos-Krauze ha obtenido el galardón de mejor película, mientras que Pora umierać (Time to Die) de Dorota Kędzierzawska se ha hecho con el premio del público.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El jurado, compuesto por la productora Elda Guidinetti, Serge Sobczynski (curador de “Tout le cinéma du monde” en Cannes) y Eva Zaoralová, directora artística del Festival de Karlovy Vary, ha decidido por unanimidad conceder el máximo galardón a Savior’s Square como premio a su despiadada dureza y su extrema atención a la psicología de sus protagonistas, una joven pareja, sus hijos y la madre del marido, interpretada por la excepcional Ewa Wencel, obligados a vivir juntos y condenados a un infierno diario.

Además, los miembros del jurado han concedido menciones especiales a la ya ganadora del premio del público Pora umierać y a la comedia Installation of Love, de la eslovena Maja Weiss, que, como ya sucedió en su estreno en su país de origen, ha provocado división de opiniones entre sus admiradores y sus detractores.

No uno, sino dos han sido los vencedores de la sección de documentales, donde el jurado compuesto por los directores Corso Salani y Laila Pakalniņa y el productor Dumitru Marian se ha visto obligado a premiar dos producciones cuya temática no puede diferir más. De este modo, mientras que la alemana Das leben ist ein langer tag (Life is a Long Lasting Day) di Svenja Klüh se centra en los esfuerzos de una joven madre de ganarse la vida con su nueva pareja, la estonia Plošča (Kalinovski Square), dirigida por el controvertido Jurij Chaščevatskij, analiza la situación política de Bielorrusia desde un punto de vista muy sarcástico y crítico con el presidente Lukašenko.

El premio al mejor cortometraje ha sido para el turco My Mother Learns Cinema di Nesimi Yetik, ya seleccionado para la próxima Berlinale. Además, el jurado ha destacado tres trabajos: Porno, dirigido por el alemán Jan Wagner y producido en la escuela de Łodź, la co-producción de Alemania y Turquía It’s my turn, de Ismet Ergün, y la eslovena On the Sunny Side of the Alps de Janez Burger.

El numeroso público del festival, por su parte, ha expresado sus preferencias sin tener en cuenta los grandes nombres presentes en el concurso, especialmente Jan Svěrák y Ulrich Seidl. En cambio, se ha inclinado por producciones con puestas en escenas e interpretaciones muy cercanas al teatro. Así, el primer premio ha ido a Time to Die, un intenso retrato lleno de humor y melancolía por igual. Los otros dos títulos más votados han sido la producción eslovena Estrellita [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Danijel Hočevar
entrevista: Metod Pevec
entrevista: Nerina Kocjančič
ficha del filme
]
de Metod Pevec, historia de una rehabilitación social gracias a la música, y la policiaca Klopka [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(The Trap) de Srdan Golubović, una co-producción de Serbia, Hungría y Alemania que se ha quedado a las puertas de las candidaturas a los Oscar.

En cuanto a los documentales, el favorito del público ha sido The Secret of Deva de Anca Miruna Lazarescu, que realiza una investigación sobre la ciudad rumana de Deva, vivero de los mejores atletas y gimnastas de ese país. En segunda y tercera posición se encuentran respectivamente el esloveno The Children from Petriček Hill de Miran Zupanič y el lituano Grandpa and Grandma de Giedrė Beinoriūtė, que, mezclando animación e imágenes de archivo, reconstruye la vida de sus abuelos, exiliados en Siberia durante el régimen soviético.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.