email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2009 Competición / Suecia

Mammoth, el anhelo de algo más

por 

Mammoth, el anhelo de algo más

Diez años después de la presentación en la Berlinale de su debut Fucking Amål, el realizador sueco Lukas Moodysson ha vuelto al certamen alemán con su último trabajo, Mammoth [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, a años luz de su primer largometraje en cuanto a presupuesto y con un tono quizás menos impactante, aunque con las mismas obsesiones.

A pesar de sus tres años de producción, los tres continentes (Suecia, EE.UU. y Tailandia) en que se ha desarrollado el rodaje y los 23 guiones desechados antes de dar con el adecuado, Mammoth gira en torno a una idea: la gente vive en un mondo global, se comunica y comparte sus emociones a través de la tecnología, pero sigue deseando los contactos humanos. Un tema que ya había sido analizado en Babel.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Leo (Gael Garcia Bernal) es un creador de videojuegos para Internet de éxito que viaja a Tailandia por trabajo. Su esposa Ellen (Michelle Williams) trabaja como cirujano en un hospital en el turno de noche. Su hija termina por tanto siendo educada por Gloria, su niñera filipina, que manda todo su dinero a sus dos hijos en su país. Leo y Ellen viven en una lujosa casa en Nueva York, a cuya nevera nunca le falta de nada. Sin embargo, sus respectivos trabajos les obligan a alejarse de su familia y de sus valores.

Moodysson vuelve una y otra vez al tema central hasta el dramático final de la película, en el cual sus personajes se verán obligados a cambiar sus vidas. La historia cuenta con varios temas muy recurrentes en la filmografía del director sueco, como la explotación humana, ya sea el comercio sexual o, como en Mammoth, la servidumbre en el mundo occidental.

“Quería que la gente reaccionase, ya sea ante la división entre ricos y pobres o la falta de atención a sus propios niños, aunque en el fondo no me importa cómo reaccionarán. Hago películas para expresar algo que siento”, declaró Moodysson en la rueda de prensa. “Intento hablar con distintas voces en mis películas. A veces me apetece gritar, como en A Hole in my Heart. Tras haber murmurado en mis dos anteriores trabajos, en este quería hablar, y espero que la gente entienda lo que quería decir".

Una docena de compañías europeas han participado en la producción de la película, cuyo presupuesto ha sido de 10 millones de euros. Como es habitual en las cintas de Moodysson, la producción ha sido de Lars Jönsson para Memfis Film, en coproducción con las divisiones alemana y danesa de Zentropa. Mammoth ya ha sido estrenada en Suecia y hasta el momento sus derechos han sido vendidos por TrustNordisk a doce territorios.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy