Les Gardiennes (2017)
The Square (2017)
Loving Vincent (2016)
Beauty and the Dogs (2017)
The Insult (2017)
Makala (2017)
Winter Brothers (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

email print share on facebook share on twitter share on google+

Informe de industria: Distribución y explotación

Un vistazo a la distribución cinematográfica de Portugal

por 

Un vistazo a la distribución cinematográfica de Portugal

- En el mundo audiovisual actual, impredecible y en rápida evolución, dirigir una distribuidora de éxito puede ser todo un desafío. Cuando vives en Portugal, donde el pez gordo controla casi la totalidad del pequeño estanque y está metido de lleno en el campo de la exhibición, se convierte en un lucha diaria. Sin embargo, los peces pequeños pueden demostrar que poseen las estrategias correctas para seguir siendo importantes y para mantener su discreta aunque afianzada posición en el mercado.

Europa Distribution ha entrevistado a João Paulo AbreuLuis Apolinario y João Froes, representantes de tres de las distribuidoras portuguesas más importantes, para charlar sobre el mercado nacional y susparticularidades, así como sobre los altibajos del panorama de la distribución en Portugal. Las tres distribuidoras son Films4You, AlambiqueOutsider Films.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La primera compañía la fundó en 2006 un equipo con una vasta experiencia tanto en distribución como en exhibición. Esta pequeña distribuidora con sede en Lisboa, que se centra especialmente en cine europeo, trabaja de manera habitual con Italia y Francia, y lanza taquillazos italianos y un par de comedias y dramas franceses todos los años. Ambos países son también sus colaboradores de coproducción habituales. Aunque la distribución en cines es su actividad principal, Films4you cubre también otros ámbitos, como el vídeo bajo demanda, la televisión a la carta, la televisión de pago y la televisión en abierto.

Lo mismo ocurre con Alambique, una empresa que trabaja esencialmente en el estreno de películas de autor en salas cinematográficas. La compañía, que se centra en títulos portugueses e independientes, también tiene por objeto el estreno de obras realizadas por directores prometedores y revolucionarios, que en ocasiones son aclamados en el extranjero pero que todavía no son conocidos en Portugal (Bone Tomahawk de S. Craig ZahlerLa doncella de Park Chan-WookThe Eyes of my Mother de Nicolas Pesce, entre otros).

Por último, pero no por ello menos importante, Outsider Films comparte su pequeño tamaño con sus compañeros distribuidores, pero se centra en películas de animación. La distribuidora, fundada en septiembre de 2012 por un productor, un distribuidor cinematográfico y un distribuidor de vídeos (Froes), dio un gran paso adelante en 2013 con Zambezia, una película de animación independiente que vendió más de 100.000 entradas. Desde entonces, Outsider Films se ha mantenido fiel a la misma línea editorial: ser la compañía de referencia para las comedias independientes de calidad y las películas de animación. Normalmente entrena entre 12 y 14 cintas al año, sobre todo europeos (de Francia, Italia y España) y dos o tres títulos de animación.

La tarea más temible y desafiante para un equipo independiente y pequeño es mantener su hueco en un mercado demasiado estrecho y arreglárselas para sobrevivir cuando un competidor invasivo y gigante entra en juego, como una ballena en un pequeño estanque. No es de extrañar que las tres distribuidoras pongan el mismo nombre a su principal amenaza: NOS Audiovisuais.

“NOS Audiovisuais domina nuestro mercado, tanto la distribución como la exhibición”, comentó João Froes de Outsider Films. “Controla el 67 % del mercado de distribución, mientras que Big Picture 2 (la segunda compañía más grande de Portugal) se encarga del 23 %, de modo que dos distribuidoras controlan el 90 % del mercado, y además son colaboradoras”, explicó Froes.

João Paulo Abreu de Films4You señaló lo difícil que es para las compañías independientes competir con unas figuras tan imponentes en un mercado tan pequeño como el portugués: “Estas grandes distribuidoras trabajan con Paramount, Warner Bros., Disney y Universal, y respecto a la exhibición, poseen una cadena de 28 cines con 280 pantallas. Además, pertenecen a un grupo de telecomunicaciones y posee también cuatro canales de televisión premium: ¡se puede decir que controlan todo el mercado!”.

El otro gran problema del panorama de distribución en Portugal es la falta de compromiso por parte del público joven, lo que convierte el estreno de cualquier película experimental en su suicidio comercial. “Cada vez es más difícil estrenar películas que no estén particularmente dirigidas a un público adulto”, comentó Luis Apolinario de Alambique. “Chevalier [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
de Athina Rachel Tsangari solo vendió 300 entradas en cines pero casi 1000 en festival de cine, así que los jóvenes sí ven películas, solo que no en el cine”. Según Apolinario, su empresa confía únicamente en un público adulto para sobrevivir, ya que ha perdido a dos o tres generaciones de jóvenes espectadores. Sin embargo, a los jóvenes todavía les gusta el cine, conocen los últimos estrenos de películas de autor y escriben sobre ello en las redes sociales, lo que ocurre es que no están dispuestos a pagar por ver una película, ya sea en un servicio bajo demanda o en un cine. A día de hoy, en la llamada brecha generacional, la juventud está acostumbrada a acceder gratuitamente a las películas y prefieren verlas en festivales de cine o descargarlas en internet. Sin embargo, Alambique está trabajando en un nuevo enfoque para las “películas muy pequeñas”, que con suerte cambiará esta tendencia en tres años. Este plan estratégico se llama Cinema Bold, una nueva etiqueta que se basa en el estreno (casi)simultáneo en cines, en DVD y en vídeo bajo demanda. Gracias a un programa rico en películas provocadoras y a una fuerte campaña promocional, que completará un evento especial, Cinema Bold pretende crear una comunidad de cinéfilos que seleccionará una de las película para su estreno, lo que conectará la marca con las imberbes audiencias.

Aparte de los estrenos simultáneos, Apolinario ha puesto fin al enfoque tradicional de Alambique en lo que respecta a sus escaparates, que permanecieron igual durante años: 3 meses para DVD/vídeo bajo demanda, 6 meses para televisión de pago y de 12 a 18 meses para televisión en abierto; un reparto inteligente dado que los mayores ingresos proceden de las salas cinematográficas y de la televisión de pago (35 % cada una), seguido del DVD (15 %), de la televisión en abierto y del vídeo bajo demanda (7,5 % cada uno).

Según Films4You y Outsider Films el éxito en las salas es la clave para predecir si la película será un éxito o un fiasco. Normalmente, una buena acogida en cines entraña ingresos favorables en cada segmento del “ciclo de la explotación” (DVD, vídeo bajo demanda, televisión en abierto y televisión de pago). No obstante, la parte más complicada del proceso es encontrar el momento adecuado para estrenar la película y mantenerla en cartelera durante más de una semana, tal y como señala João Froes. En ocasiones no basta con definir una fecha de estreno con meses de antelación cuando una compañía independiente comparte el mercado con NOS Audiovisuais, ya que esta última puede programar el estreno de dos taquillazos el mismo día, que harán sombra a la película de ese momento. Además, aunque una película sea todo un éxito en taquillas, la presión de los nuevos títulos estrenados puede animar a los exhibidores, que se preocupan por ofrecer películas frescas a sus clientes, a cancelar una película tras una semana o a darle únicamente un día de proyección.

En conclusión, a pesar de todas las dificultades, los distribuidores portugueses independientes se dejan llevar por su amor al cine y por su capacidad de encontrar nuevos enfoques que no les hagan desaparecer del mapa en un futuro cercano. Afortunadamente, su sueño de un mercado más equilibrado, en el que cada uno tendrá su papel según su posición, se hará realidad en los próximos años: “No queremos expandir nuestra empresa, ya que eso supondría invertir más dinero. Queremos ser una referencia en el mercado de películas animadas y familiares de calidad, para que la gente tenga buenos recuerdos cuando vea nuestra marca”, declaró Froes. “Sueño con un mercado en el que las personas reconozcan el verdadero valor de una película y en el que los taquillazos no representen el 90 % de nuestros ingresos en taquilla”, confesó Abreu, que también anhela un renacimiento de las producciones portuguesas. “Todavía pensamos que el cine puede crear un mundo mejor. Nosotros lo necesitamos y él nos necesita a nosotros”, finalizó Apolinario.

En colaboración con

 

 

en este dossier

Boletín

EFA
Bridging_the_dragon_Home
ArteKino

Follow us on

facebook twitter rss