Thelma (2017)
Nico, 1988 (2017)
The Charmer (2017)
Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
Soleil battant (2017)

email print share on facebook share on twitter share on google+

Informe de industria: Política europea

¿Cómo adaptar las políticas fiscales que se aplican a los bienes audiovisuales en la Era Digital?

por 

¿Cómo adaptar las políticas fiscales que se aplican a los bienes audiovisuales en la Era Digital?

- Las Coaliciones Europeas para la Diversidad Cultural han discutido las políticas fiscales aplicadas a los bienes y servicios culturales y audiovisuales en la Era Digital durante una conferencia en el Parlamento Europeo, el 11 de febrero de 2014.

Como sabemos, la conversión digital ha supuesto numerosos cambios en la industria cultural y audio-visual, pero el marco legal y fiscal europeo no lleva el mismo ritmo.

En este momento, la pérdida debida a los planes de evasión de tasas y fraude está estimado en alrededor de 1 trillón de euros al año, solo en la Union Europea. Este fenómeno genera grandes pérdidas para el estado de bienestar, y por tanto, disminuye, entre otros, la futura financiación disponible para políticas culturales. Tasas y Cultura están más relacionadas de lo que uno podría pensar, y esta competencia desleal también afecta, obviamente, al sector cultural.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Las políticas fiscales en Europa hoy en dia son difusas y no están claramente definidas por un marco común. Esto lleva a una competencia fiscal entre los estados miembros y a prácticas injustas. Esto es, por ejemplo, el caso de Irlanda, donde, por razones históricas, el impuesto de sociedades es de 12,5%. Por una parte, es cierto que el bajo regimen de tasas es la causa por la que un gigante como Google se instala ahí, pero es también el mismo regimen el que ha creado lagunas fiscales que han aliviado el estallido de una crisis mayor. “Un regimen de tasas bajas no es una inversión a largo plazo, ni es interesante para un país”, recordó Pervenche Berès, Miembro del Parlamento Europeo. Además, los que más se están aprovechando de estos regimenes fiscales son los gigantes digitales (como Google, Amazon, iTunes), que ni siquiera son europeos, y no contribuyen al bienestar de nuestros paises.

Nos encontramos en la paradójica situación de construir una economía que no nos provee con lo que necesitamos para financiar nuestras sociedades y sus creadores. “Hemos creado un mercado único de consumo de productos vendidos por los gigantes digitales, que están en una situacion de oligopolio, si no es de monopolio, y no son europeos”, dice Jacques Toubon, Delegado Francés para la Tasación de bienes y servicios culturales. “La idea inicial era construir un mercado común para evitar la doble tasación, pero la actual triste realidad es que se emplea una doble no-tasacion”, subraya Walter Zampieri, Responsable de la Unidad de Cultura y Política, DG EAC en la Comisión Europea. Esto lleva a unasituaciónn de desigualdad, donde las pequeñas y medianas empresas (PYMES) están sujetas a una mayor tasación que los gigantes digitales; las PYMES no son capaces de competir con estos y están, por tanto, están condenadas a desaparecer. Esto es inaceptable e  insostenible a largo plazo. Los países europeos deben responder firmemente y en conjunto para clarificar que no se puede eludir la justicia fiscal solo porque el negocio esté basado en valores intangibles.

Además, como la Coalición Europea por la Diversidad Cultural recordó, la Unión Europea ha firmado la Convención de la UNESCO por la Diversidad Cultural, y esta convención debería cumplir también con la taxativa.

Una buena solución podría ser una armonización progresiva de las tasas a nivel europeo; pero es difícil decidir, especialmente en lo relativo a los valores intangibles, quién debería percibir la tasa: ¿el país de origen o el país de consumo? La Comisión Europea ha propuesto aplicar el IVA en el país de consumo, aunque no se tomarán decisiones vinculantes durante la actual legislatura, por falta de tiempo. La decisión debería ser sometida a voto, por unanimidad, el 1 de enero de 2015. Luxemburgo tendría 4 años extra para ajustar la.

“No debemos olvidar que los gigantes digitales no son los únicos que evaden tasas”, recordó Lorena Boix-Alonso, Responsable de la Unidad de Contenidos y Convergencia Mediática, DG Connect en la Comisión Europea.

También es verdad que el Digital ofrece increíbles medios de promoción para la producción cultural europea y que, por ejemplo, según el Observatorio Audiovisual Europeo, iTunes es todavía el proveedor de VOD (Video-on-Demand) con más títulos de peliculas europeas.

Claramente, el IVA no es el único problema. En muchos Estados Miembros el mismo producto cultural no está tasado de la misma manera, dependiendo de si es vendido en un soporte físico o no, siendo un llamativo ejemplo el caso de Reino Unido, donde el formato estándar está tasado con el 0%, mientras que el digital, con el 20%. “Estos tipos de políticas son equivalentes a hipotecar el futuro”, dice Richard Charkin, director ejecutivo de Bloomsbury Publishing. “No hay motivo por el que los bienes culturales que se distribuyan o vendan a través de aparatos digitales no tengan por qué beneficiarse de una tasa menor”, afirmó Pascal Rogard, Presidente de las Coaliciones Francesas por la Diversidad Cultural. Y añadió que esto debería hacerse “en nombre de la neutralidad tecnológica también”. 

 

 

en este dossier

Boletín

ArteKino
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss