Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Tout est pardonné

email print share on facebook share on twitter share on google+

Retrato de una vida en la penumbra

por 

- Inadaptación social y toxicomanía mezcladas con sentimientos amorosos y familiares: una decocción agridulce firmada sutilmente por una joven directora que promete

Crítica: Tout est pardonné

"Por la mañana trabajo, por la tarde me paseo y por la noche me drogo". Con Tout est pardonné [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: David Thion
entrevista: Mia Hansen-Löve
ficha del filme
]
, su primer largometraje, muy destacado en la Quincena de los Realizadores de Cannes, la joven cineasta franco-danesa Mia Hansen-Löve (27 años) se lanza con un gran dominio al espinoso tema del impacto de la toxicomanía en la vida de una pareja de europeos (una austriaca y un francés) recién entrados en la treintena y padres de una niña de seis años. Construido sobre un guión muy sólido firmado por la realizadora y sobre una puesta en escena tan sobria como eficaz, el filme restituye perfectamente los entresijos de la adicción (en un registro casi documental) y la crónica de los sentimientos contradictorios de los dos principales protagonistas, interpretados a la perfección por Marie-Christine Friedrich y Paul Blain.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Construida en tres partes ("Viena 1995", "Vuelta a París" y "Pamela, 11 años más tarde"), en Tout est pardonné todo gira alrededor del personaje de Victor, figura del eterno adolescente que sueña con ser artista, que escribe poemas y que huye de la realidad a través de la droga a escondidas de su mujer, Annette, y de su hija, Pamela. Pero la bella austriaca, muy enamorada, tiene, sin embargo, sospechas sobre las desapariciones de su muy lacónico esposo, que arrastra su aburrimiento en Viena, donde se ha instalado la pareja. Bien educado y buen padre, Victor mantiene, sin embargo, una fachada aceptable para la familia de una Annette, mientras espera que la situación se arregle en París, adonde han decidido regresar. Pero la capital francesa y su comitiva de "amigos" toxicómanos no harán más que aumentar el abismo que crece entre un Victor cada vez más adicto y torturado por el sentimiento de ser un fracasado y una Annette que cerrará con menos facilidad los ojos a los actos del hombre que ama y por el cual se desespera, mientras que la pequeña Pamela asiste también a todas las etapas del engranaje. Al dejar el domicilio conyugal, Victor se hunde en una vida vegetativa, con una nueva compañera que queda golpeada rápidamente por la sobredosis. Annette desaparece completamente entonces, dejando el país con su hija, que deberá esperar 11 años (ahora encarnada por Constance Rousseau) antes de volver a ver e intentar conocer a este padre extraño, inadecuado y suicida.

Dotado con numerosas cualidades (sentido del ritmo y de las respiraciones, fineza de los esbozos de los personajes secundarios, y en particular de los niños, un exquisito trabajo con las luces…), Tout est pardonné, primer largometraje de una antigua periodista de Cahiers du Cinéma desarrollado por Humbert Balsan y producido tras su fallecimiento por Les Films Pelléas, revela a una joven cineasta a no perder de vista.

(Traducción del francés)

galería de fotos

título internacional: All Is Forgiven
título original: Tout est pardonné
país: Francia
ventas en el extranjero: Pyramide International
año: 2007
dirección: Mia Hansen-Løve
guión: Mia Hansen-Løve
reparto: Marie-Christine Friedrich, Paul Blain, Olivia Ross, Victoire Rousseau, Constance Rousseau

premios/selecciones principales

Cannes 2007 Quincena de los Realizadores (selección)
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01