Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica

email print share on facebook share on twitter share on google+

Truman, tanta emoción contenida

por 

- SAN SEBASTIÁN 2015: El director español Cesc Gay firma una película sin momentos edulcorados y con una interpretación sublime de Ricardo Darín y Javier Cámara

Crítica
Javier Cámara y Ricardo Darín en Truman

El propio Cesc Gay calificaba recientemente Truman [+lee también:
tráiler
making of
film focus
entrevista: Cesc Gay
ficha del filme
]
–vista en la competición oficial del 63° Festival de San Sebastián tras haber sido presentada en el 40° Festival de Toronto– como un intento. El de perder el pánico cuando la enfermedad convoca a un ser querido o a nosotros mismos y ante el final que se acerca… y lo consigue. Sin caer en momentos edulcorados y con una interpretación sublime y justa por parte de sus protagonistas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Julián (Ricardo Darín) recibe la visita inesperada de su amigo Tomás (Javier Cámara) que vive en Canadá. Los dos amigos junto a Truman, su perro fiel, compartirán, a lo largo de cuatro intensos días, momentos emotivos y sorprendentes provocados por la difícil situación, la del cáncer, que está atravesando Julián. Pero sería un tópico decir que Truman es un film sobre la muerte. En realidad es una pequeña caja de Pandora que se abre y sorprende con temas como: la amistad (sobre todo la masculina), el amor (simple y llanamente), la aceptación de la muerte, la paternidad, el trabajo…

La gran fuerza de este largometraje reside en su historia. Desde los primeros cinco minutos, el espectador sabe que Julián va a morir. Pero antes de que eso ocurra, el protagonista, muy ajetreado con dejar “atadas” una serie de cosas, tratará de resolver varios asuntos, embarcándose así en una nueva aventura. El ritmo es suave y está equilibrado con una tensión dramática controladísima y geniales momentos de humor.

Truman es ante todo y por encima de todo una historia de hombres (que se plantea y cuestiona el paso de la amistad en el tiempo), con sus palabras que no se dicen, con su expresividad oculta, con sus lágrimas retenidas. Dolores Fonzi, resulta muy convincente como prima desquiciada e incapaz de comprender a Julián en su decisión, a pesar de no tener un papel fácil. Son muchas las escenas que se quedan en la retina tras visionar esta perla delicada, sincera, real y sobria, desde la consulta con el veterinario, pasando por la comida en Ámsterdam con el hijo de Julián y la novia de este, hasta el encontronazo con un ex amigo (maravilloso Eduard Fernández); no obstante, hay una que merece destacar y es la escena de sexo vívida, cruda y auténtica entre Tomás y Paula. Una absoluta catarsis para ambos. La secuencia consigue reflejar a la perfección la tristeza y la desolación que sufren, en especial Tomás, rígido e incapaz de transmitir sus sentimientos.

Las actuaciones de los actores (Cámara, como un amigo un poco perdido y confuso, y Darín, como enfermo que se ha cansado de luchar y ha decidido aceptar el curso de la vida) son brillantes, justas y, en ocasiones, bastante contenidas. Truman, vendida al extranjero por Filmax International, engancha porque Cesc Gay fija la cámara en una esquina del corazón de los personajes y graba a estos tal y como son. Los cuatro días pasados por Tomás con su amigo, no son los mejores, ni los más divertidos, son solo momentos de la vida de cualquier persona con sus altos y bajos…

galería de fotos

título internacional: Truman
título original: Truman
país: España, Argentina
ventas en el extranjero: Filmax International
año: 2015
dirección: Cesc Gay
guión: Tomàs Aragay, Cesc Gay
reparto: Ricardo Darín, Javier Cámara, Dolores Fonzi, Eduard Fernández, Àlex Brendemühl

premios/selecciones principales

San Sebastián International Film Festival 2015 A Competición
Zurich Film Festival 2015 
Les Arcs International Film Festival 2015 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Boletín

WTW My Sweet Pepperland ES
ArteKino