Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Andrei Gruzsniczki • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

“La película intenta reproducir la nostalgia e inmovilidad de aquella época”

por 

- El director retrata en Quod Erat Demonstrandumest, una película en blanco y negro, las muchas maneras en las que un individuo era oprimido en aquella época.

Entrevista: Andrei Gruzsniczki • Director

Presentado a concurso en estreno mundial en la octava edición del Festival Internacional de Cine de Roma, el segundo largometraje de Andrei Gruzsniczki, titulado Quod Erat Demonstrandum [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Andrei Gruzsniczki
entrevista: Andrei Gruzsniczki
festival scope
ficha del filme
]
, relata unos hechos de 1984: el matemático Sorin Parvu (Sorin Leoveanu) es investigado por la policía secreta cuando uno de sus teoremas es publicado por una revista estadounidense sin el consentimiento del régimen comunista. El director retrata en esta película en blanco y negro las muchas maneras en las que un individuo era oprimido en aquella época.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En primer lugar, hablemos de la génesis de la película. ¿Hasta qué punto está basada en hechos reales?
Andrei Gruzsniczki: Empecé a partir de una historia que conocía de aquella época, de un arquitecto que fue a un congreso internacional y nunca volvió. A continuación hubo una auténtica odisea para volver a reunirse con su familia. Aunque la República Socialista de Rumanía había aceptado todos los tratados sobre la libertad de circulación de ciudadanos, sobre todo los Acuerdos de Helsinki, las autoridades de Bucarest hacían todo lo posible para que las cosas no se moviesen. La emisión de un pasaporte podía requerir años.

¿Por qué elegiste las matemáticas?
Al principio, el personaje de Parvu era un ingeniero. Se convirtió en un matemático cuando leí la biografía del matemático Octav Onicescu. Leí mucho sobre aquella época cuando empecé a escribir el guión. Uno de los libros que más me interesó fue el archivo de la policía secreta sobre Onicescu, con todas las notas sobre él. El archivo muestra el mecanismo de los agentes que “estudiaban” los individuos, pero también la intrusión en sus vidas (por ejemplo, las escuchas telefónicas sobre recetas culinarias). Muchas de las cosas que se descubrían de esta manera recuerdan a Facebook, información revelada voluntariamente por un individuo en internet. Y sí, te hace pensar que las redes sociales son la herramienta de información más eficiente para los servicios secretos en nuestra sociedad de comida rápida. Pero esto es una digresión. Volviendo a Onicescu, me di cuenta de que la gente que lo estudiaba no tenía ni idea si merecía la pena o no. Y era normal, porque no estaban especializados. Esto significaba que la policía estatal, Securitate, tenía que sacar sus conclusiones con la ayuda de especialistas externos, que no siempre eran afines al régimen. Esto provocaba dudas interminables, en un ámbito en el que la validez de una teoría puede provocar largas discusiones hasta entre matemáticos. Y esto significa que la noción del valor es difícil de organizar jerárquicamente. De ahí la pregunta: “¿Quién establece el valor?” Así es cómo el régimen hacía la ficha personal (un archivo que valoraba una persona en función de su “sano origen”, n. d. r.) que solía sustituir la capacidad personal. Por último, esta arbitrariedad en la jerarquía me hizo situar al personaje en el ámbito de las matemáticas.

¿Por qué decidiste rodar en blanco y negro?
Ya en las primeras conversaciones, tanto Velvet Moraru, productor de la película, como Vivi Drăgan Vasile, director de fotografía, “veían” la película en blanco y negro. Entonces vi unas cuantas películas rumanas de la película y lo hablé con el director de arte, Cristian Niculescu. Como is recuerdos de los 80 son de una época gris, en todos los sentidos (vestuario, ambientación, actitud), y como, desde un punto de vista estilístico, la película intenta reproducir la nostalgia e inmovilidad de aquella época, fue obvio que iba a ser en blanco y negro.

galería de fotos

título internacional: Quod erat demonstrandum
título original: Quod erat demonstrandum
país: Rumania
año: 2013
dirección: Andrei Gruzsniczki
guión: Andrei Gruzsniczki
reparto: Florin Piersic Jr., Medeea Marinescu, Dorian Boguta, Mihai Calin, Ana Popescu, Ofelia Popii, Paul Ipate

premios/selecciones principales

Festival internazionale del film di Roma 2013 En concurso
GoEast Film Festival 2014 
Transilvania International Film Festival 2014 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01