Thelma (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"En Israel, la gente definitivamente está regresando a los cines para ver películas israelíes"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Katriel Schory • Director ejecutivo de Israel Film Fund

por 

- Desde su fundación en 1979, Israel Film Fund ha financiado más de 340 filmes. Entrevista con el director ejecutivo Katriel Schory

Katriel Schory  • Director ejecutivo de Israel Film Fund

Desde su creación en 1979, Israel Film Fund ha financiado la producción de más de 340 películas, entre las cuales se encuentran cinco largometrajes israelíes que llegaron al Festival de Cannes este año. Cineuropa se reunió con el director ejecutivo de este fondo, Katriel Schory, quien nos habló de una historia de éxito que podría servir de inspiración para muchos países europeos.

Cineuropa: El cine israelí estuvo bien representado en Cannes este año. ¿A qué se debe esto? 
Katriel Schory: Primero, todos los filmes israelíes que tenemos aquí reciben financiamiento gubernamental. De hecho, difícilmente se puede producir una película en Israel sin la ayuda del financiamiento público. Muchas de estas películas (en Cannes) son coproducciones internacionales, y Alemania es nuestro principal socio con tres películas participantes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cuándo diría usted que el cine israelí regresó a la escena internacional?
Creo que, de hecho, regresamos a la escena internacional en 2001, con un filme titulado La mujer de mi vida, y desde entonces, hemos tenido una constante representación aquí, como en muchos otros festivales.

¿Cómo se percibe el cine israelí en Israel?
En Israel, la gente definitivamente está regresando a los cines para ver películas israelíes.

Hubo un tiempo en que perdimos una parte de la audiencia, pero en los últimos diez o doce años hemos visto que la audiencia israelí está regresando al cine producido en Israel. Los números no son malos. Algunas películas han tenido buen éxito, lo que en términos nuestros significa vender más de 150.000 entradas en el país, lo cual es bueno, considerando el tamaño de Israel. 

Así que, tomando en consideración todo esto, existe también un gran interés por el cine israelí dentro del mismo Israel.

¿Tiene usted la impresión de que la respuesta por parte de los agentes de ventas internacionales es positiva? 
Estoy muy contento. Por ejemplo, viendo todos los filmes que tenemos aquí, los cinco están con agentes de ventas internacionales. Llegaron a Cannes con agentes de ventas internacionales, lo cual significa que los agentes las consideraron lo suficientemente interesantes incluso antes de que llegaran al festival.    

Algunos agentes de ventas europeos acostumbran viajar a Israel dos o tres veces al año para ver qué está pasando, para reunirse con productores; y algunos filmes encontraron un agente de ventas cuando aún estaban en la etapa de guion, con el objetivo de asegurarse que tendrían los derechos cuando la película estuviera lista, para poder estrenarla y presentarla ante el mundo.  

¿Cómo se logra conseguir agentes de ventas para los filmes israelíes?
Para los largometrajes narrativos, tenemos dos principales plataformas en Israel: una en el Festival de Cine de Jerusalén, y otra en el Festival de Cine de Haifa. Muchos agentes de ventas acostumbran venir aquí.

Pero, en adición a eso, ellos permanecen en contacto conmigo, y algunos mantienen relaciones con productores israelíes, y vienen a Israel independientemente de los festivales.

Tuvimos la película que ganó el premio principal en Tribeca, hace dos o tres semanas, Zero Motivation, y parece que definitivamente tendremos un filme israelí en Locarno y en Venecia, y también es probable que tengamos uno en San Sebastián y en Toronto.

Israel Film Fund resulta de mucha ayuda. Somos una especie de “red de contactos”: creamos plataformas para los productores israelíes para que vengan y se presenten… Facilitamos contactos, producimos… Siempre tratamos de ayudar a los profesionales del cine israelí para que conozcan gente y encuentren socios…

Para muchos productores europeos, Israel Film Fund se percibe como un modelo de buenas prácticas. ¿Cómo funciona el financiamiento gubernamental para el cine en Israel?   
En promedio, recibimos más de 250 propuestas, cada año, con guiones completamente elaborados, y tenemos dinero para doce o catorce. Es una selección difícil, pero contamos con un equipo de selección, algunos consultores y expertos que leen los guiones. Luego, leo junto con los expertos los trabajos de los preseleccionados, y después tomamos la decisión.   

Aparentemente es un buen mecanismo. Al final del día, ¿cuál es la verdadera tarea de un fondo para el cine? Es crear un sistema que te permita encontrar a los realizadores más talentosos y las mejores historias. Todo el tiempo nos preguntamos, ¿el fondo está haciendo correctamente su tarea y realmente nos está ayudando a encontrar talentos? 

¿Qué hay de los tratados de coproducción negociados en años anteriores?  
Yo negocié la mayor parte de las coproducciones. Nuestros socios más importantes son Francia, con 45 coproducciones entre 2001 y 2013, y Alemania con 31. El número de países con los cuales tenemos tratados de coproducción es muy amplio, y está resultando bien: un tercio del dinero invertido en largometrajes israelíes proviene del extranjero bajo la forma de coproducciones.   

Sin embargo, la coproducción no sólo beneficia a una de las partes que intervienen. Hay reciprocidad. Nosotros también invertimos como coproductores minoritarios en películas extranjeras.

Cuando llegué a este fondo, únicamente se tenían tratados de coproducción con cinco países. En los últimos doce años, el cine israelí ha experimentado cambios “dramáticos”. Puedes buscar en Google, ¿en qué posición se encontraba el cine israelí, digamos, en 1998 o 1999? No aparecíamos en la escena internacional.

Ahora, después de todos estos años, estamos de regreso en la escena internacional, y tenemos 17 tratados de coproducción. Esta estrategia está funcionando bien, pero, por supuesto, se requiere mucho trabajo y esfuerzo.

¿Cuál es la clave del éxito para los filmes israelíes? 
En tanto que, quizá hace diez o doce años, era una coincidencia cuando una película israelí tenía éxito, hoy en día ya no lo es.   

Se trata de una extraña combinación de tres elementos: poderosas historias, que vienen de un país muy turbulento, muy intenso, donde la vida se encuentra al borde del abismo; y directores muy talentosos que se educaron en escuelas israelíes de cine. También se trata de un movimiento muy fuerte de productores calificados y profesionales. Cuando se juntan todos estos elementos, se genera confianza en los mercados internacionales y festivales. Esto es parte de la clave del éxito.

(Traducción del inglés)

Boletín

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss