Rester vertical (2016)
6.9 on the Richter Scale (2016)
Callback (2016)
Sámi Blood (2016)
Crudo (2016)
Belle dormant (2016)
Lady Macbeth (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Actualmente estamos viviendo un auténtico renacimiento de nuestro cine”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Ignas Jonynas • Director

por 

- Tras un éxito fulgurante por el circuito festivalero internacional, The Gambler, de Ignas Jonynas, se ha estrenado en Lituania, a la que representará en los Oscar.

Ignas Jonynas • Director

Una de las películas lituanas más exitosas de los últimos años, el estiloso thriller The Gambler [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Ignas Jonynas
ficha del filme
]
, ha pasado por un gran número de festivales en todo el mundo (incluido San Sebastián) y recientemente ha sido nombrada representante del país en la carrera por las nominaciones al próximo Oscar a la mejor película en lengua no inglesa. Cineuropa conversó con su director.

Cineuropa: Cuéntenos cómo fueron los orígenes de lo que hoy es The Gambler.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ignas Jonynas: Mi generación pudo vivir aún una temporada en la era soviética para posteriormente adaptarse a las condiciones del capitalismo desenfrenado. Se revalorizó una gran cantidad de valores; estuvimos rodeados de mucha hipocresía y de tantas ilusiones como desilusiones. Pasamos de un mundo frío y cerrado a uno muy abierto pero, al mismo tiempo, agresivo, brutal y materialista. Quería hablar del impacto que unos cambios tan drásticos pueden tener en una persona. Junto con mi colaborador en el guion de The Gambler, el filósofo Kristupas Sabolius, empecé a analizar varias situaciones límites que revelaban la naturaleza dual del ser humano: el deseo elemental de supervivencia y la adaptación a las distintas condiciones.

¿Cómo consiguió financiación para hacer la película? ¿Le resultó costoso?

Había venido trabajando muy a menudo con un operador letón llamado Janis Eglitis en varios anuncios. Le conté mi idea para la película y se nos ocurrió unir las fuerzas de ambos países: Lituania y Letonia. Así, poco a poco, nuestro primer largometraje empezó a salir adelante como un proyecto entre dos países vecinos: The Gambler. Por extraño que parezca, no había habido hasta entonces grandes esfuerzos por que ambos países trabajaran juntos. Hasta donde yo sé, sólo después de The Gambler empezaron a surgir toda una serie de proyectos de coproducción entre países del Báltico.

¿Cómo realizó el casting de la película? ¿Y, más concretamente, qué le llevó a optar por Vytautas Kaniusonis y Oona Mekas para los papeles protagonistas?

Era muy importante para mí dar con actores que estuvieran listos para sufrir cambios, incluso físicos, pues esta noción está directamente vinculada con el camino que emprende el protagonista de la historia. Vytautas cumplió con todos los requisitos que exigíamos. Perdió 20 kg, empezó a ir al gimnasio y aprendió a nadar; se dejó crecer la barba, lo que para él era algo inusual. Durante todo el proceso, hablamos mucho sobre el guion y los puntos clave del desarrollo de la historia hasta que dimos con las bases para trabajar conjuntamente. En cuanto a Oona, la descubrimos por casualidad. Entrevisté a muchas actrices, algunas de ellas realmente maravillosas, pero yo buscaba un tipo de actriz muy particular, alguien que “te saltase encima” en lugar de encarnar la vida real por completo. Un día, por casualidad, me topé con una foto de Oona en un periódico. Por una vez quise gritar, como uno de los personajes de Mulholland Drive, de David Lynch: “Ésta es la chica”. Leí la columna bajo la foto y supe así que Oona es actriz y directora. Además, es hija de uno de los directores de fotografía lituanos más famosos del mundo: Jonas Mekas. Así que le escribí y le pedí que hiciera una prueba. Oona leyó el guion y representó las escenas del juicio con mucha precisión. No había nada más que hablar.

¿En qué lugar cree que se sitúa su cinta en lo que actualmente es el cine lituano? Es un thriller ágil que muchos no asociarían inmediatamente con el cine a que los países bálticos nos tienen acostumbrados.

Actualmente estamos viviendo un auténtico renacimiento de nuestro cine. La variedad de géneros y estilos están cambiando radicalmente la cara del cine lituano, y no se trata de ningún tipo de cirugía plástica: hay un cambio en la esencia. El público vuelve a ver producciones locales en los cines. El aumento del número de producciones lituanas y la multiplicidad de géneros pronto desembocará, a mi entender, en la calidad que exige el público internacional.

¿En qué planea trabajar próximamente?

Kristupas Sabolius y yo hemos acabado de escribir hace poco un guion sobre un bailarín ciego. Será un thriller y su tema principal será la manipulación. Espero empezar a rodarlo el próximo verano.

Lee también

Boletín

courgette oscar shortlist

Follow us on

facebook twitter rss

suspi_2016_web300x250