Jupiter's Moon (2017)
In the Fade (2017)
Jeune femme (2017)
Makala (2017)
A Ciambra (2017)
120 battements par minute (2017)
Happy End (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Lo cotidiano, familiar e identificable, resulta a menudo más aterrador que lo monstruoso"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Astrid Thorvaldsen • Directora

por 

- La joven directora noruega Astrid Thorvaldsen ha hablado con Cineuropa sobre su primer largometraje Utburd, una película de terror

Astrid Thorvaldsen  • Directora

Spydeberg, un pequeño municipio del sureste de Noruega que bordea el río Glomma, el más largo de Escandinavia, es un lugar muy querido por la directora noruega Astrid Thorvaldsen, de tan solo 23 años y ya premiada por su cortometraje Festen (La Fête). Y es allí mismo donde ha citado a Cineuropa para hablar de su primer largometraje Utburd [+lee también:
tráiler
entrevista: Astrid Thorvaldsen
ficha del filme
]
, una película de terror.

Cineuropa: El título evoca criaturas misteriosas.
Astrid Thorvaldsen: Efectivamente, un utburd es un excluído, un bebé nacido muerto, un engendro o un hijo no deseado del que uno se deshace abandonándolo en el bosque. La leyenda se basa en hechos reales, estas víctimas se convierten en criaturas vindicativas, a veces de enorme tamaño, que aúllan de manera siniestra y agreden a los paseantes, aunque éstos no tengan nada que ver con su funesto destino. Todo para obtener una sepultura decente. La idea inicial de dedicarles una película es mía y de Jonas Langset Hustad, el guionista-dialoguista, que también encarna a Adrian, el escritor en búsqueda de inspiración que parte con unos amigos al fondo de un bosque. Adrian tiene un poco de Jonas al igual que Kristine tiene un poco de mí.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Interpreta a Kristine?
Oh no, no me encuentro a gusto delante de la cámara, mi sitio está detrás de ella. Los otros papeles los interpretan jóvenes actores seleccionados mediante casting.

¿Es usted quien lleva la cámara?
No, hemos contado con tres directores de fotografía. A propósito de esto, una imagen de la película que me gusta especialmente es la luz que baña el brezal cuando Arild parte en busca de Sara con la linterna.

Todo comenzó en Trondheim.
Sí, hace aproximadamente dos años, en la NTNU, la Universidad de ciencia y tecnología, cuando un grupo de nueve estudiantes de la sección cine y vídeo, entre los que me encontraba, eligió presentar un largometraje en su examen de fin de carrera. A pesar de ser un proyecto colectivo las tareas y responsabilidades estaban repartidas de manera precisa. La NTNU nos dio 90.000 coronas (unos 10.000 euros) y nosotros nos las arreglamos para financiar el resto. El rodaje tenía lugar a menudo de noche, en los alrededores de Trondheim, en plena naturaleza y también fue allí donde la película se mostró por primera vez en el festival internacional Kosmorama, que tuvo lugar hace unos meses. Storytelling Media manifestó su interés de inmediato y ahora es nuestro distribuidor. El estreno en Oslo está previsto para mediados de noviembre. Hemos tenido mucha suerte.

No temió que la película quedara inacabada, que se transforme en un utburd malvado que la atormente con remordimientos?
Por supuesto, nos hemos sentido desanimados en ocasiones pero hemos llevado a cabo nuestro proyecto, el bebé va bien y... ¡hemos aprobado el examen!

¿Qué pinta tienen los famosos utburds?
Jonas y yo hemos hablado mucho sobre su aspecto y hemos invertido una gran parte de nuestro pequeño presupuesto en la creación de las máscaras. Queríamos que estas criaturas tuvieran una apariencia humana e inhumana al mismo tiempo. Lo cotidiano, familiar e identificable, resulta a menudo más aterrador que lo monstruoso. De hecho nuestra película tiene más de drama psicológico que de película de terror tradicional en la que los personajes esperan pacientemente a que se los carguen. Quería que nuestros personajes tuvieran profundidad, que nos diera tiempo a encariñarnos con ellos. No hay vestuario, los personajes llevan su propia ropa, aunque en la de cada uno hay un color que domina: el rojo para Adrian, el gris para Sara, el de Arlid es el negro, Kristine va de azul y Erik de verde. 

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Producers on the Move

Follow us on

facebook twitter rss

Swiss Films Cannes