Un minuto de gloria (2016)
The Party (2017)
Que Dios nos perdone (2016)
Out (2017)
El otro lado de la esperanza (2017)
Sage Femme (2017)
Une vie (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Una colección de momentos felices"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Thomas de Thier • Director

por 

- Con The Taste of Blueberries, Thomas de Thier dirige una fábula filosófica sobre una pareja de ancianos que redescubre las emociones de la infancia. Cinergie lo ha entrevistado

Thomas de Thier  • Director

Thomas de Thier es sorprendente y paradójico como su cine. En The Taste of Blueberries [+lee también:
tráiler
entrevista: Thomas de Thier
ficha del filme
]
relata una historia filosófica sobre una pareja de ancianos que, a punto de terminar sus vidas, descubren las emociones de la infancia. Habla con generosidad sobre ello, pero no cuenta todo. Dice que sí, luego que no, expone sus teorías, con una cierta seguridad, pero luego tira la toalla diciendo “no lo sé”. Sus cabellos son grises, pero su mirada es juvenil. Está presente, pero parece un poco en las nubes, lejos de nosotros, de todo. El encuentro con un cineasta ambicioso y modesto, dulcemente cruel y tierno como su última película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cinergie: Entre Feathers in My Head [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y The Taste of Blueberries han pasado diez años. ¿Nos hemos perdido algo? ¿O es que esta película ha sido especialmente difícil de terminar?
Thomas de Thier: No os habéis perdido nada (risas). Después de Feathers in My Head, he escrito con Sophie Museur, mi pareja, una película coral con un presupuesto muy alto, que por ahora se llama Déluge, con una decena de protagonistas, como Short Cuts o Magnolia. Es una película muy compleja y ambiciosa y nos hemos dado cuenta enseguida de que hacía falta tiempo para que entrase en fase de producción. Como tenía ganas de rodar, he escrito rápidamente el guión de The Taste of Blueberries, pero luego ha sido difícil dar con el dinero. Es una película más bien íntima sobre dos ancianos que construyen una contemporaneidad inusual en el cine. Necesita espectadores generosos, pero también productores generosos, financiadores que puedan entender este tipo de proyecto y permitir que este cine exista. Digo “yo”, pero hay un equipo detrás de mi, un equipo que ha entendido lo que quería hacer y me ha llevado en volandas. En cualquier caso, hacer una película es algo tan difícil que sólo puedo llevar a cabo proyectos que me interesan realmente. No podría hacer una película al año, como otros. Tendría la impresión de que la película no había madurado lo bastante, como si no dijese lo que realmente quiero decir. Soy un director muy lento, es verdad (risas). ¡Pero ahora tengo dos proyectos listos para el rodaje!

¿Las vicisitudes de la producción de la película han sido tan difíciles como verla?
No sé cómo reaccionarán los espectadores. Pero lo realmente difícil es la espera antes del inicio del rodaje. El rodaje en sí es la felicidad en estado puro. Lo más difícil ha sido el montaje. La película tiene una estructura narrativa distinta de la que se usa normalmente en el cine. Va en varios niveles de tiempo. Está el presente, la realidad de estas dos personas ancianas que se ven una vez al año para hacer un picnic. La película relata este viaje, repleto de sorpresas. Pero en otro nivel la historia está narrada por la voz en off de estos personajes, como si ya no estuviesen allí. Esta mezcla desorienta al espectador y lo impulsa en un viaje interior. En el montaje, con Marie-Hélène Dozo, no hemos querido contar todo. Sólo hemos querido narrar estos momentos. El espectador tiene que construir la historia. Espero que si hay 30 espectadores en el cine, al final haya 30 versiones distintas de la película. Es desconcertante, pero si se ve la película sin prejuicios, aceptando el hecho de que nuestra vida exterior se compone de varias vidas interiores, entonces la historia parecerá sencilla, creo. Dos personas pasan un día juntos. La película narra simplemente su presente, una jornada que parece una colección de momentos felices, pero también de sus vidas interiores y los pensamientos suicidas que habitan en ellas.

Lee el resto de la entrevista en Cinergie. 

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Gijon_Home
Odessa site
Film Business Course

Follow us on

facebook twitter rss