Jupiter's Moon (2017)
In the Fade (2017)
Jeune femme (2017)
Makala (2017)
A Ciambra (2017)
120 battements par minute (2017)
Happy End (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"El cine tiene el poder de hacer que la gente deje de pensar y comience a estremecerse"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Severin Fiala y Veronika Franz • Directores

por 

- Cineuropa platicó con el dúo de cineastas austriacos Severin Fiala y Veronika Franz, quienes ganaron el Cuervo de Plata en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas con su perturbadora Goodnight Mommy

Severin Fiala y Veronika Franz  • Directores
Veronika Franz y Severin Fiala

Severin Fiala y Veronika Franz han formado equipo por segunda ocasión (después del documental Kern) en Goodnight Mommy [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Severin Fiala y Veronika F…
ficha del filme
]
, una película de terror psicológico producida por Ulrich Seidl y presentada en la 33ª edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas (BIFFF, por sus siglas en inglés), que terminó el domingo 19 de abril, en la cual se llevó a casa el premio Cuervo de Plata.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: La premisa del filme es realmente interesante y rápidamente atrapa la atención del público. ¿Cómo surgió? Severin Fiala: En realidad, la idea nació por ver televisión. En la televisión alemana, hay estos docushows en los que algunas mujeres son separadas de sus familias por tres meses con el fin de cambiarles el look radicalmente, incluyendo cirugía plástica. Normalmente estas mujeres no son consideradas bellas según los estándares sociales, entonces, la meta del show es hacerlas más guapas. Cuando regresan después de esos tres meses, llega el momento de mostrar su nueva apariencia física a sus familiares y amigos. Se supone que debe ser un gran momento estilo alfombra roja de televisión, un momento muy feliz. Sin embargo, si te fijas bien en los niños, si es que hay, siempre puedes notar cierta incomodidad o congoja en sus caras. Hasta cuando ya habíamos terminado de filmar la película, hubo un episodio en el que un niño dice, “Ésa no es mi mamá.” Estaba verdaderamente asustado. Entonces, de ahí salio la idea.

Los niños pequeños ofrecen unas actuaciones maravillosas. ¿Cómo fue el proceso de trabajar con ellos?
SF:
Antes de empezar a grabar, tratamos de pensar cuál sería la mejor manera de trabajar con niños y llegamos a una conclusión: mantenerlos interesados en la historia. Primero les explicamos el punto inicial de la historia y, a partir de ahí, filmamos el film cronológicamente. Al final, solamente querían saber cómo terminaba la película. También organizamos juegos infantiles con ellos, para que estuvieran lo más frescos posible frente a la cámara. Incluso, para disminuir el posible efecto negativo en su desempeño por la repetición de escenas, les hicimos cambiar de roles. Esto fue de gran ayuda, porque para ellos significaba algo nuevo que intentar y finalmente les ayudó a entender mejor la escena.

¿Cuál fue el rol de Ulrich Seidl como productor y cómo influyó en la película?
Veronika Franz: Cada productor hace una diferencia en una película. Es una aportación diferente para el filme, por lo que puede ayudar o ser perjudicial. Fuimos muy afortunados con Ulrich Seidl, porque él mismo es un artista y, por lo tanto, nos dio completa libertad. Como productor, antepone la visión artística, el dinero viene después. Pero, al mismo tiempo, tienes que convencerlo. Tienes que darle buenas razones para cada uno de tus decisiones.

Después de haber presentado este film en festivales enfocados en cine de género, como Sitges y esta edición del BIFFF, ¿Cuál es su visión sobre la situación del cine de género europeo hoy en día?
VF: Creo que no hay un cine de género europeo, porque difiere demasiado de país a país. En Austria hay muy pocas películas de género, a diferencia de los filmes de autor. Entonces, de cierta forma, nuestro film es un film austriaco inusual, aun si, al mismo tiempo, probablemente cuente con una atmósfera típicamente austriaca. Además, culturalmente hablando, Austria tiene una muy fuerte tradición de teatro y ópera. Estos filmes de autor, a menudo requieren una audiencia que sólo permanezca sentada y que esté durante toda la película pensando sobre ella, sobre todo en si es buena o no. Pero lo que nos gusta personalmente es que el cine realmente tiene el poder de hacer que la gente deje de pensar y comience a estremecerse. Con suerte, después de estremecerse, también podrás pensar que existe algo más que esta primer impresión. Pero, antes que nada, queremos llegar a la audiencia por el lado físico.

SF: Las películas de género tienen ciertas reglas; como, por ejemplo, la nuestra tenía que tener suspense. Con algunos filmes de autor, mucha gente se aburre viéndolos, pero tratan de pensar que significan algo mientras que, en realidad, no se atreven a decir que son películas malas. En los filmes de terror, todos dicen que si es aburrido, no es bueno. Y eso es algo que nos gusta como directores, esa libertad que tiene la gente para decir lo que piensa honestamente.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Producers on the Move

Follow us on

facebook twitter rss

Swiss Films Cannes