Sieranevada (2016)
Tom of Finland (2017)
Barrage (2017)
Verano 1993 (2017)
The Nile Hilton Incident (2017)
Lady Macbeth (2016)
Reparar a los vivos (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

Un Sunny Side abarrotado significa que llegó la hora de recoger la cosecha de documentales

email print share on facebook share on twitter share on google+

Yves Jeanneau • director ejecutivo, Sunny Side of the Doc

por 

- Cineuropa, media partner de Sunny Side of the Doc, ha hablado con Yves Jeanneau para hacer balance de la edición 2015

Yves Jeanneau  • director ejecutivo, Sunny Side of the Doc
© Frederic le Lan/CdA La Rochelle

Yves Jeanneau, director ejecutivo de los mercados Sunny Side, trabaja desde hace 26 años en aumentar el perfil industrial del cine documental, a través de la crisis económica y la conversión digital, con una apertura cada vez mayor al mercado asiático y del resto del mundo. La edición 2015 del evento cinematográfico, celebrado en la localidad francesa de La Rochelle, ha agotado todas sus plazas y permanece fiel a su premisa de recoger las mejores producciones al tiempo que perfecciona su punto de vista sobre el futuro. La industria internacional confía sin dudar en el evento. Cineuropa, media partner de Sunny Side of the Doc, ha hablado con Jeanneau para hacer balance de la presente edición.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En tu opinión, ¿quiénes son los europeos más aplicados a la hora de organizar los mercados de cine documental más eficientes?
Yves Jeanneau: Me hice esta misma pregunta y durante varios meses he trabajado en una iniciativa que consiste en un observatorio sobre las coproducciones en ámbito de cine documental. Nadie lo ha hecho por ahora, ni siquiera el Observatorio Audiovisual Europeo. La industria lo necesita. No tengo los recursos necesarios, pero la estoy haciendo con los 120 proyectos de todo el mundo que han sido presentados en Sunny Side durante los últimos tres años. ¿Qué ha ocurrido con ellos? El estudio dice que el 80% de ellos han sido completados o están en su fase final, en los últimos retoques. En esta fase del estudio, el 55% de los proyectos han sido financiados por al menos dos países. Son datos tremendamente alentadores y muestran con claridad la presencia de tres polos nacionales que ejercen un papel crucial para dar una estructura al sector y que tienen un acercamiento proactivo y firme. Se trata de Alemania, China y Francia. Estos tres países están a años luz del resto y China lleva haciendo documentales sólo seis años… 

El Reino Unido no está entre ellos. El funcionamiento del sistema británico no favorece que los productores se embarquen en coproducciones. Y, a pesar de todo, este año han acudido casi 75 productores británico a Sunny Side, en comparación con los 30 del año pasado. Se han dado cuenta de que un tren está pasando, impulsado por esta bipolaridad franco-alemana, y que ha llegado la hora de subirse… 

¿Cuáles son los principales focos de atención de la edición 2015?
El primer punto es el deseo de ser fieles a las raíces de Sunny Side, que construí sobre unos cimientos de internacionalización y profesionalización. Abrirse al mundo es cada vez más importante. En 2015 hemos dado la bienvenida a televisiones de Perú y Uzbekistán por primer vez, por ejemplo. Este acercamiento aperturista se extiende asimismo al vídeo bajo demanda para abonados (SVoD) y las pantallas enormes al estilo IMAX. El fondo IMAX cuenta con 50 millones de eros para desarrollar contenido para un sector cuya demanda es muy superior a la oferta de películas disponibles. 

El segundo punto es la posición de Sunny Side, que intenta expandirse a las áreas de “especialista factual", ciencia, religión, investigación y demás. Este años nos hemos concentrado en que vengan todos los participantes de este pequeño sector, que en cualquier caso es muy relevante numéricamente. Han venido todos. Los representantes de Wild Life están encantados de estar aquí porque no tienen ningún mercado, tan sólo unos cuantos festivales, con los que, por otro lado, hemos colaborado para organizar estos temas.

El tercer punto es volver a Europa tras varias ediciones que giraban en torno a Asia. Acogemos 130 profesionales alemanes en 2015, tres veces más que en ediciones precedentes, 75 británicos y incluso más de Escandinavia. Asía sigue estando ahí, pero ahora mismo es posible que todos trabajen juntos en La Rochelle, en un mercado al que la presencia europea ha inyectado una dosis de vitalidad. Yo diría a los europeos: “Dejad de quejaros de los recortes a las subvenciones públicas. Trabajad entre vosotros, pero también con el resto del mundo, que está más que abierto a las coproducciones”. 

En los cinco años de Sunny Lab y la proliferación de nuevas tecnologías en Sunny Side, ¿has apreciado la llegada de una nueva generación de productores que prestan más atención a las nuevas plataformas que al cine o la televisión?
Su edad media es una prueba de ello. Gente joven está llegando a la industria y están mezclando  transmedia, crossmedia e innovaciones tecnológicas. He notado una llegada de proyectos nativos digitales que no contemplan una distribución en televisión o ni siquiera una distribución tradicional. Son proyectos concebidos de una manera distinta. Es el caso de los territorios de Asia o de Oriente Medio, donde los documentales sólo tenían una función propagandística. En esos territorios, los documentales son una novedad que ha llegado de la mano de un grupo de jóvenes productores digitales. Además, hemos observado un fenómeno por el cual se hacen cada vez más acuerdos para hacer documentales de animación, gracias al avance tecnológico que ha facilitado el acceso a las herramientas de producción. Los proyectos para pantallas muy grandes están dando lugar a una generación de productores altamente especializados. Se está llevando a cabo un rejuvenecimiento en toda regla y una diversificación de los productores que es fácil de apreciar en Sunny Side. Éste es su mercado. Siempre lo ha sido y Europa se ha dado cuenta por fin de que no se trataba sólo de habladurías. 

¿Cuáles son los principales retos de cara a las próximas ediciones?
Sigo pensando que un documental es un programa de interés público. Su definición conceptual no ha variado, en mi opinión. Estoy encantado de ver que fuera de Europa el público que está dedicando su atención al cine documental está compuesto por jóvenes. Tenemos que seguir subrayando esta diferencia para asegurarnos que se aprecie aquí, en nuestro continente. El fondo no ha cambiado. Hay una explosión de estilos y es una buena noticia para el lado creativo, o incluso utópico, del contenido. La innovación está llegando a todos los sectores. Piensa en el proyecto Big Cities, por ejemplo, que es una construcción muy institucional con organizaciones del sector de la distribución de Europa, Asía y América Latina que han unido sus fuerzas con Sunny Side para crear un proyecto global concentrado en la producción y la distribución. Estamos provocando nuevos desafíos de una manera constante. Para Sunny Side, uno de los retos que se esconden más allá de la edición 2016 es el regreso de los documentales cinematográficos, que coinciden con mi intuición en este momento y está teniendo lugar fuera de Europa. Tenemos que formar parte de ello y por esta razón será uno de los focos de atención de la edición 2016 de Sunny Side of the Doc.

(Traducción del francés)

Boletín

Gijon_Home
Film Business Course

Follow us on

facebook twitter rss