Un minuto de gloria (2016)
One Step Behind the Seraphim (2017)
Mademoiselle Paradis (2017)
A fábrica de nada (2017)
A Ciambra (2017)
En cuorpo y alma (2017)
The Nile Hilton Incident (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Filmar lo invisible, esto es, el deseo"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Luca Guadagnino • Director

por 

- VENECIA 2015: Seis años después de Yo soy el amor, Luca Guadagnino regresa con Cegados por el sol, presentada a concurso en la Mostra del Cine de Venecia

Luca Guadagnino  • Director

Seis años después del éxito que supuso Yo soy el amor [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Luca Guadagnino - director
ficha del filme
]
, Luca Guadagnino regresa a la palestra del largometraje con Cegados por el sol [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Luca Guadagnino
ficha del filme
]
(A Bigger Splash), presentada en la competición oficial de la Mostra del Cine de Venecia. Se trata del remake del clásico de Jacques Deray La piscina, con Alain Delon y Romy Schneider. La cinta que nos ocupa se rodó en Pantelleria y está protagonizada por un reparto internacional en el que destacan las figuras de Tilda SwintonRalph FiennesDakota JohnsonMatthias Schoenaerts y Corrado Guzzanti. Los personajes protagonistas son una leyenda del rock y un manager musical. "El rock'n'roll como experiencia irreducible de placer, como signo de libertad absoluta", explica Guadagnino, quien añade que “también quería mostrar la derrota”.

Cineuropa: ¿Qué te llevó a optar por Pantelleria como escenario del rodaje?
Luca Guadagnino:
Quería que el paisaje funcionara como marca potente de la realidad y como espejo que reflejaba los conflictos. Pantelleria es un lugar violento, acomodada en torno a un volcán y azotada por vientos como el siroco o el mistral, nacida como prisión y crecida como isla turística. Es un sitio sin reconciliación. 

También es la última frontera de Europa. ¿Cómo hiciste que interactuaran el rock y los inmigrantes?
A riesgo de parecer pomposo, mi idea de cine es la que aprendí de Bernardo Bertolucci, que a su vez citaba a Renoir: en el cine hay que dejar abierta la puerta a la realidad. A pesar de que nuestra película hable de la vida más privada de estos cuatro personajes, los elementos externos del lugar acaban entrando. El tema de los inmigrantes me interesaba en la medida en que subrayaba la naturaleza de alteridad respecto a los protagonistas y quería investigar la manera en que esta alteridad se relaciona con nosotros. 

¿Cómo te has enfrentado con la película original, La piscina?
La había visto una sola vez, a los 15 años, cuando me propusieron regresar a ella. El guionista David Kajganich y yo tratamos de verla otra vez pero el blu-ray no funcionaba. Es una historia vista mil veces, La regla del juego, de Jean Renoir... Me fascinaba porque me permitía filmar lo invisible, esto es, el deseo como fuerza y sustancia que lo mueve todo y provoca consecuencias extremas.  

¿Te dirán otra vez, como con Yo soy el amor, que con tu cine guiña el ojo al público americano?
Querría despejar las dudas sobre este equívoco. No es cuestión declinar una Italia pret-à-porter para el gusto internacional, de hacer postales, sino de representar lo que nos es próximo. Por lo demás, la gente que más ha apreciado Yo soy el amor la he encontrado en Corea del Sur, Suecia, Turquía… 

A menudo seleccionas actores extranjeros para sus películas.
Está en el DNI del cine italiano: Barbara Steele para Mario Bava, Ingrid Bergman para Rossellini, Lou Castel para Bellocchio. Son cuerpos extraños los que irrumpen en las pantallas nacionales. Por lo demás, parafraseando a Truman Capote, no teniendo confines, el cine no tiene geografía. El cine es la capacidad de entender la realidad de manera transversal. Para mí, el glamour, las celebrities y el star system no son un imperativo.

(Traducción del italiano)

Lee también

Boletín

Jihlava
San Sebastián Full
Focal Production Value

Follow us on

facebook twitter rss