Tarde para la ira (2016)
Orpheline (2016)
Félicité (2017)
Paris La Blanche (2016)
Waldstille (2016)
The Other Side of Hope (2017)
Noces (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Dentro de un par de años, ir al cine estará de moda"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Frédéric Boyer • Director artístico del Festival de Les Arcs

por 

- El seleccionador del Festival de Cine Europeo de Les Arcs, Frédéric Boyer, nos habla de la sección Work-in-Progress y analiza las tendencias en el cine europeo

Frédéric Boyer  • Director artístico del Festival de Les Arcs

A tan solo algunos días del inicio del 7° Festival de Cine Europeo de Les Arcs (del 12 al 19 de diciembre del 2015), hemos entrevistado a su director artístico, Frédéric Boyer (también el del Festival de Tribeca), para que nos hable, además de la variada selección (leer artículo), de la sección Work-in-Progress (ver artículo) y de su punto de vista sobre la corriente actual de la industria del cine europeo. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa : Una sección Work-in-Progress, como la que tenéis en vuestro festival, ¿es la mejor manera de descubrir nuevos talentos?
Frédéric Boyer: Teniendo en cuenta todos los mercados que ya existen y los vendedores que van a la caza de los mejores guiones en todo el mundo, al final quedan pocas cosas por descubrir en los festivales, sobre todo en Europa. A veces conseguimos encontrar nuevos talentos poco conocidos, pero esto ocurre cada vez menos pues las buenas películas en seguida son identificadas. Por ello nuestra sección Work-in-Progress es como un terreno casi virgen: somos prácticamente los únicos que lo hacemos. Es algo apasionante. Los éxitos más recientes, como Rams (El valle de los carneros) [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Grimur Hakonarson
ficha del filme
]
, Sparrows [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Rúnar Rúnarsson
ficha del filme
]
y The High Sun [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Dalibor Matanic
ficha del filme
]
han tenido tal efecto de onda que ahora tenemos incluso más solicitudes. 

Nos gusta apostar por los proyectos prometedores: vemos algunas imágenes, vamos a conocer a los directores y a los productores, leemos los guiones, miramos los cortometrajes realizados anteriormente y charlamos con los directores. La única exigencia es que la película no tenga vendedor. Mientras que San Sebastián propone la película al completo y Sarajevo propone 40 minutos rodados, nosotros hacemos un poco como Göteborg, enseñamos dos o tres escenas que no duren más de 10 minutos. Preferimos que las películas estén en pleno proceso de elaboración, que no estén terminadas, para poder ser los primeros en enseñarlas. Por ejemplo, en el último momento hemos añadido la coproducción francesa Zoologie, del ruso Ivan I. Tverdovsky, que se va a rodar hasta el 11 de diciembre. Después, charlaremos tranquilamente con los directores, pero no de negocios, pues se trata de que estén cómodos, de quitarles el estrés: ¡no estamos en un examen! Lo que nos interesa es darles un empujón a todas las películas en un ambiente distendido. Además de poder descubrir nuevos directores y seguirles la pista, para tener nuestros “bebés de Les Arcs”.

¿Cómo se presenta la selección 2015 de vuestro Work-in-Progress?
Este año el nivel es excelente. Podemos nombrar The Last Things, de la italiana Irene Dioniso, producido por Carlo Cresto-Dina, el productor de Alice Rohrwacher. También hemos observado que el documental ha invadido la ficción, y al contrario, como es el caso de la producción danesa Wolf and Sheep [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Shahrbanoo Sadat
ficha del filme
]
, del director afgano Shahrbanoo Sadat, un proyecto increíble, o el caso de la película inglesa Dede, de la directora georgiana Mariam Khatchvani. También tenemos un documental que ha sobrepasado los límites: Game Girls, de la directora polaca Alina Skrzeszewska. O bien la película Valley of Shadows, del director noruegoJonas Matzow Gulbrandsen, que ya ha dado bastante de que hablar, con su historia sobre hombres lobo. Y también un nuevo ejemplo de la nueva ola griega, con la película Son of Sofia de Elina Psikou

¿Cuál sería su análisis sobre las tendencias en la producción de cine europeo?
Creo que la producción europea se está reorganizando. Los profesionales han comprendido que si no ayudan a los directores jóvenes de su país, no tendrán un cine nacional. Esto forma parte de una política europea muy importante, que consiste en producir sin pensar únicamente en el aspecto comercial y en la rentabilidad de las películas. Ya que si hay un joven director que realiza una buena película, está asegurando el futuro de ese cine.

De manera general, se están produciendo grandes cambios. Antes, todo el mundo conocía a Antonioni, a Bergman, a Fellini: era una forma de vida. Hoy en día, la gente conoce Juego de tronos, lo cual está también muy bien, pero el cine como actividad cultural no existe casi en ninguna parte, excepto en Francia, gracias a una red de cines única. No obstante, están surgiendo en los Estados Unidos, en Alemania, en España, una serie de salas de cine con bar y restaurante, a donde acuden los directores para darse a conocer, ¡y funciona! Dentro de un par de años, ir al cine estará de moda. Se acabó eso de quedarse encerrado delante del ordenador.

Sin embargo, necesitamos seguir teniendo gente valiente que siga estrenando “pequeñas” películas de autor con poca rentabilidad financiera. Por otro lado, ahora que la ola de películas de género ha pasado, muchos distribuidores y vendedores están buscando películas que hagan sentirse bien a la gente. Pero el cine no es solo éso. Todos hemos saludado la genialidad de Lars von Trier, pero si se presenta hoy alguien con un El elemento del crimen, le diríamos “No, gracias”. Todo el mundo busca la independencia y la originalidad, pero muy pocos tienen las agallas para correr riesgos.

(Traducción del francés por Ainhoa Jauregui)

Boletín

Bridging the Dragon

Follow us on

facebook twitter rss

CASI HECHO Home