Scary Mother (2017)
A Gentle Creature (2017)
El hijo de Bigfoot (2017)
The Erlprince de Kuba Czekaj
Son of Sofia (2017)
El otro lado de la esperanza (2017)
Winter Brothers (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Creo que a día de hoy necesitamos líderes como Haakon VII"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Erik Poppe • Director

por 

- BERLÍN 2017: Hemos entrevistado al noruego Erik Poppe, director de La decisión del rey, proyectada en la sección Panorama de la Berlinale

Erik Poppe • Director

La decisión del rey [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Erik Poppe
ficha del filme
]
, un largometraje producido por Paradox Film, fue la película más taquillera en Noruega el año pasado. No prosigue su carrera hacia los Óscar, pero participa en la Berlinale 2017 en la sección Panorama. Esta película es obra del director noruego Erik Poppe, que ya estuvo presente en Berlín en 1999 con Schpaa. La decisión del rey está basada en el libro de Alf R. Jacobsen, que evoca los tres días decisivos que fueron testigos de los primeros enfrentamientos entre Noruega y las fuerzas nazis. Haakon VII, rey de Noruega desde 1905, recibió una proposición de los alemanes, un últimatum, de hecho. Le ordenaron que abdicara. Capitular o no: un dilema cruel.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Este decisivo episodio de la historia noruega tuvo lugar en 1940.
Erik Poppe:
Sí, comenzó el 9 de abril. Me pregunto cómo va a reaccionar el público alemán a esta evocación del pasado.

Es una historia rica, compleja…
Sí, pero me he limitado a las necesidades del relato. Es cierto que seguimos de cerca al rey a medida que se desarrollan los sucesos, pero esperaba encontrar también un equilibrio, presentar otra perspectiva, un punto de vista anexo para contrarrestar. Es por ello que me interesé en el embajador alemán que intenta desesperadamente evitar la guerra, Kurt Bräuer. Entra en conflicto con Birger Eriksen, el coronel noruego que dirige las operaciones militares, y nosotros somos testigos de este enfrentamiento entre un militar y un diplomático.

Los detalles descriptivos son muy precisos.
Contribuyen a la veracidad de la historia, al desarrollo creíble de la narración y al suspense. Buscamos información e investigamos. Me informé utilizando testigos oculares. Algunos eran ya muy mayores, pero sus testimonios son muy valiosos. Además, también recurrí a historiadores críticos con nuestro proyecto: pudieron leer el guion, ver escenas y verificar a sus anchas. Quise asimismo rodar en los mismos lugares donde sucedieron los acontecimientos, con objetos y accesorios de la época en la medida de lo posible. Por ejemplo, pudimos rodar en Skaugum, la residencia del príncipe heredero, las escenas de nieve, que fueron filmadas al igual que el resto de la película por el director de fotografía John Christian Rosenlund.


La decisión del rey es también un drama personal
Exacto. Es la historia de un padre y un hijo, de una familia obligada a huir. Recurrí a muchos recursos y tuve la suerte de reunirme en numerosas ocasiones con la princesa Astrid, la nieta de Haakon, hermana de Harald V, el actual rey de Noruega. Podemos ver a los niños en la película. Evocar el pasado la emocionó. Me ayudó a completar los rasgos de personalidad y comportamiento. Esto me fue muy útil sobre todo para las escenas en las que vemos a Haakon y a su hijo, el príncipe heredero Olav, interpretado por Anders Baasmo Christiansen, hablar de su papel y de la misión del rey; escenas que ponen en evidencia conceptos muy distintos.

¿No te has sentido tentado a halagar, a adornar?
No he hecho hincapié solo en los aspectos positivos de los personajes. No quería convertir al rey en un superhéroe, sino presentar un retrato matizado, sin complacencias. Nunca he ocultado mis intenciones a la familia real. Así se descubre que Maud, la esposa de Haakon, fallecida un año y medio antes de la guerra, era una mujer bastante fría e indiferente. Siempre en busca de la veracidad histórica, me reuní con hijos y nietos de soldados, con los locales. La mayor parte querían ser figurantes, y verlos comprometerse tanto con el rodaje me emotionó. La película les debe mucho y creo que les pertenece tanto como al equipo o a mí.

Haakon está entre la espada y la pared. ¿Una decisión política?
En un primer momento él no juega ningún papel político, pero el gobierno noruego titubea y finalmente resulta impotente. Las instituciones que rodean al rey se degradan poco a poco, se disuelven. Haakon se encuentra entonces solo. De afrontar un dilema, un asunto de consciencia: si se rinde no habrá bajas, pero Noruega deberá sufrir la dominación nazi. Mi película es también la historia de un dirigente que debe hacer frente a sus responsabilidades.

¿Podemos hacer una comparación con nuestro mundo contemporáneo?
En vista a lo que vemos a nuestro alrededor: el Brexit, el gobierno de Estados Unidos o la crecida del populismo, creo que a día de hoy necesitamos líderes como Haakon VII: un hombre para quien el honor y el sentido del deber no eran palabras vacías, que se preocupaba por preservar la democracia a riego de su propia vida. Un gran sacrificio, ha sido un aspecto de la película que ha emocionado a numerosos espectadores.

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Sarajevo Report
Locarno Report
DPC

Follow us on

facebook twitter rss