Disappearance (2016)
Mes Provinciales (2018)
Lemonade (2018)
Nico, 1988 (2017)
Arrhythmia (2017)
Custodia compartida (2017)
9 dedos (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

email print share on facebook share on twitter share on google+

Frédéric Boyer • Director artístico, Festival de Cine Europeo de Les Arcs

"Para una película, pasar por Les Arcs es una gran ventaja"

por 

- Frédéric Boyer, seleccionador del Festival de Cine Europeo de Les Arcs, analiza el Work in Progress y los cambios de la industria

Frédéric Boyer • Director artístico, Festival de Cine Europeo de Les Arcs

A dos días de la inauguración del 9º Festival de Cine Europeo de Les Arcs (16-23 de diciembre de 2017), hablamos con su director artístico, Frédéric Boyer (que también trabaja en Tribeca) sobre la selección (noticia), el Work in Progress (artículo) y los cambios actuales en la industria cinematográfica mundial.

Cineuropa: ¿Cuál es la línea editorial de la selección de 15 películas del Work in Progress 2017 de Les Arcs?
Frédéric Boyer: En primer lugar, no queríamos presentar películas casi terminadas: nuestra prioridad es elegir obras verdaderamente en posproducción, incluso en rodaje, como Core of the World, de la rusa Natalia Meschaninova, y Jihad Jane, Dangerously Seeking Marriage, del irlandés Ciaran Cassidy, o películas que acaban de terminar de rodarse, como Outside, del checo Michal Hoguenauer (leer el artículo). En segundo lugar, también es importante la diversidad geográfica de la selección, y contamos con películas del norte, del sur del ese y del oeste de Europa. Además, este año hemos buscado ciertas temáticas, porque nuestro Work in Progress también debe tener una dimensión de "entretenimiento", interesar a los profesionales con nuevas historias y cineastas prometedores. Finalmente, hemos prestado atención junto con Eurimages al carácter innovador de las cintas candidatas al Lab Project Award, aunque sean obras accesibles en términos de forma y trama: simplemente son películas de autor un poco más audaces, por sus efectos especiales, por ejemplo.

¿Cuál es el impacto sobre el cine de autor europeo de los grandes cambios actuales en la industria cinematográfica mundial?
A veces pienso que era inevitable que bajara la calidad general, pero todavía hay cineastas que tienen la fe y la valentía de hacer películas verdaderamente ambiciosas, algunas incluso con muy pocos medios. Lo que podemos constatar de manera global es que Cannes es cada vez más importante, que Berlín está muy ligado al estado de salud del EFM (allí se venden películas, pero no es tan fácil porque hay muchísimas) y que cada vez más obras llegan a las muestras estadounidenses porque tienen acuerdos con Netflix o Amazon. También es frecuente que los vendedores prefieran vender una película directamente a una plataforma y pasar a otra cosa. Sin embargo, aunque en los últimos tiempos se haya seguido oyendo el discurso apocalíptico, ya nos estamos dando cuenta de que todavía se están fundando compañías de ventas, y que algunas están sabiendo afrontar la coyuntura. De manera más global, creo que corresponde a los mercados reinventarse, y han comprendido bien que su éxito pasa por la existencia de un sector, pero para que haya un sector, tiene que haber eventos para la industria, como los Work in Progress, y eso implica invitaciones, costes, etc... Hay una especie de carrera un poco exagerada en la que Les Arcs está muy bien posicionado. Para una película, pasar por Les Arcs supone una gran ventaja, porque nuestro Work in Progress atrae a muchos vendedores franceses, la Cinéfondation, el Festival de Cannes, etc.

También trabajas en Estados Unidos, cerca del epicentro de plataformas como Netflix que suscitaron una intensa polémica el pasado mes de mayo en Cannes. ¿Qué opinas sobre esta cuestión?
Para las películas más importantes, las plataformas no tienen importancia, porque su trayectoria y sus ventas pasan por las salas. En cambio, cuando oímos lo que dice Scorsese sobre Netflix, que ninguna productora le ha dado tanta libertad, y cuando vemos que si su película tiene un presupuesto de 100 M$ y que si al final son 125, Netflix aporta los 25 que faltan, no podemos decir que esto sea un problema. David Fincher, los hermanos Coen, Jeremy Saulnier, Sean Baker, muchos grandes realizadores trabajan ahora con Netflix y lo hacen bien. Este tema no está para nada candente  en Estados Unidos, ni en Australia o Inglaterra. Es en Francia donde hay debate, porque la cronología de medios allí es lenta y compleja, y nadie, salvo quizás Vincent Maraval, se ha mojado proponiendo que vaya un poco más rápido. Considerando el número de personas en Francia que tienen un buen home-cinema y no tienen una buena sala cerca, ¿qué tiene de malo acudir a internet? Lo que hace MUBI, por ejemplo, es muy respetable: estrenan Olli Mäki [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Juho Kuosmanen
ficha del filme
]
en cines y en línea. Otro ejemplo: un e-cine que acaba de comenzar su actividad adquiere películas que no tienen distribuidora. La idea es buena, aunque es una pena que un film no sea visto en una sala. Pertenezco a una generación para la que la sala es un placer colectivo. De ahí la importancia de los festivales en la actualidad. ¡Ver una película en una gran pantalla con 400 personas sigue siendo mágico!  Sin embargo, las películas que no tienen  acceso a los grandes festivales están más que entre la espada y la pared: directamente están acabadas. Salvo los documentales, que tienen circuitos específicos, las películas de autor europeas necesitan al menos un pequeño éxito local para recuperar los gastos, y es muy difícil. Por eso todo el mundo se pone a hacer cine de género, comedia, a buscar algo que interese al público. Hace falta un tema, actores, un toque de espectáculo, pero puede seguir tratándose perfectamente de cine de arte y ensayo. Los productores que saldrán adelante serán los que reflexionen verdaderamente sobre los tipos de películas que quieren producir. Porque siempre hay que saber reinventarse.

(Traducción del francés)

Boletín

Let's CEE
Finale Plzen

Follow us on

facebook twitter rss