Thelma (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

SARAJEVO 2013

email print share on facebook share on twitter share on google+

Wolf conquista nuevos territorios para el cine rumano

por 

- Strada Film produce y el debutante Mihai Vasilescu protagoniza el primer largometraje de Bogdan Mustata, que compite por el máximo galardón del festival de Sarajevo

Wolf conquista nuevos territorios para el cine rumano

Cinco años después de ganar el Oso de Oro de la Berlinale con su cortometraje A Good Day for a Swim, Bogdan Mustata presenta, después de un largo periodo de preparación, su primer largo, titulado Wolf. El papel del personaje que da título al film lo interpreta el debutante Mihai Vasilescu (foto), que cumplió los dieciséis en pleno plató de rodaje en octubre de 2011. Esta unión entre director y actor da esperanzas a la llamada Nueva Ola Rumana al introducir nuevas promesas en la pantalla.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película carece de una historia propiamente dicha: un adolescente llamado Wolf (Vasilescu), aún de luto tras la muerte de su padre (Costel Cascaval), conoce en su bloque de viviendas a Clara (Ada Condeescu, Shooting Star de la Berlinale en 2013, como no podía ser de otra forma para esta estrella emergente del cine rumano). Wolf queda hechizado por la joven y empieza a seguirla por todas partes. De sus encuentros con otros personajes, principalmente otros vecinos del edificio, se deduce que hay algo que no va bien en su vida. Un día, su padre, presuntamente fallecido, aparece en la habitación de al lado preguntando por su mujer...

Mustata se dedicó durante varios años a escribir el guion, que experimentó un gran número de cambios y periodos de reescritura. El resultado es una obra de cine surrealista en la que el lobo solitario Wolf anhela una conexión significativa con otros al tiempo que se guarda las emociones para sí mismo. Su mundo, el edificio de viviendas, parece casi el cordón umbilical de una bestia gigante: es una cárcel y una trampa, y Wolf, al que vemos constantemente abriendo y cerrando puertas, perece ser el guardián de acceso a un reino extravagante carente de reglas.

El espectador medio no entenderá muy bien la indiferencia que Mustata muestra por la narración tradicional, gracias a la cual, no obstante, Wolf dispone de una atmósfera única. La fotografía de Barbu Balasoiu transforma el continuo divagar del protagonista en un viaje fantástico, con una hermosa luz en ámbar que recuerda la letra del poeta y filósofo Lucian Blaga: «¿De dónde obtiene el paraíso toda su luz? Lo sé: ¡lo ilumina el infierno con sus llamas!» Si se trata del paraíso o del infierno para Wolf, no lo sabemos y la película da a entender que bajo su misteriosa y opaca superficie hay mucho por descubrir. 

Aun cuando uno podría sospechar que el propio director no parece seguro de lo que ocurre en la vida del protagonista, hay que reconocer a Bogdan Mustata su valentía a la hora de ir contra corriente y crear un largometraje tan singular e infrecuente en el panorama cinematográfico rumano. Wolf introduce una nueva voz, descubre nuevos talentos y dice adiós a la leyenda: la estrella de la etapa comunista, Sergiu Nicolaescu, ofrece aquí, de hecho, su última interpretación para la gran pantalla, en el papel de un anciano que busca sin cesar a su esposa (Camelia Zorlescu), una muerta que en realidad no lo está. 

Con esta producción de Strada Film cuyo presupuesto asciende a un millón de euros, Mustata da un nuevo impulso a ese grupo de nuevos directores que prueban con estilos, géneros y temas diferentes. Los cines rumanos se preparan para un otoño de lo más interesante, pues, además de Wolf, Alexandru Maftei estrenará su película de terror Miss Christina [+lee también:
crítica
tráiler
festival scope
ficha del filme
]
; Iulia Rugina, su comedia romántica Love Building [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Iulia Rugina
festival scope
ficha del filme
]
; George Dorobantu (Elevator) ultima los detalles de su posapocalíptica y ultraindependiente Omega Rose, y Cristi Puiu y Radu Jude desarrollan At the Manor y Aferim, dramas ambientados en el siglo XIX.

(Traducción del inglés)

Lee también

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss