Thelma (2017)
Nico, 1988 (2017)
The Charmer (2017)
Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
Soleil battant (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

CANNES 2014 Semana de la Crítica/Francia

email print share on facebook share on twitter share on google+

FLA (Faire l'amour): Diálogos de sordos

por 

- CANNES 2014: Djinn Carrénard da el pistoletazo de salida a la Semana Internacional de la Crítica con una película íntima y realista sobre personajes violentamente separados por la incomunicación

FLA (Faire l'amour): Diálogos de sordos

Tras el experimento de Donoma [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, largometraje seleccionado en ACID en 2010 que hizo correr ríos de tinta por su montaje artesanal (la producción no costó más de 150 euros) y una puesta en escena tan espontánea como planificada, que, a la postre, le valieron el Premio Louis Delluc a la mejor ópera prima del año, el director haitiano instalado en París Djinn Carrénard se ha encargado esta vez de inaugurar la Semana de la Crítica de Cannes con su segundo trabajo: FLA (Faire l'amour) [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una obra nuevamente autoproducida con el objeto de mantener el mismo grado de libertad para dar cuerpo, más que para depurar, un total de treinta pequeños “actos” en forma casi de sainetes autónomos que integran las dos horas y tres cuartos de metraje.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Como en Donoma, FLA cuenta con tres personajes principales: Ousmane, un aspirante a rapero encerrado sobre sí mismo y egoísta que, de repente, se ve aquejado de sordera; Kahina, una madre separada de su hijo desde que este nació a causa de una pena de prisión que debe cumplir (en lugar del padre de bebé, que no dudó en abandonarlos a pesar del sacrificio), y su hermana Laure, una azafata a la que Ousmane convence al principio de la película para tener un hijo con él.

Estas tres figuras, ejes alrededor de los cuales se entretejen y destejen múltiples relaciones de diferente orden, se mueven ora en el medio metropolitano parisino, ora en un medio más provincial (buena parte del relato transcurre en Perpignan), intercalándose tanto en tanto imágenes de Haití, de manera que surge una mezcla que recuerda a la de la periferia de París. Sin embargo, los personajes son a cuál más ensimismado, aislado en su propia red de prioridades, por no hablar de su estrechez de espíritu: una separación de la que dan cuenta con regularidad imágenes y sonidos ligeramente oníricos y nebulosos, que evocan la sensación que debe de producir la vida en un acuario.

No se trata de que los personajes eviten dirigirse la palabra, sino todo lo contrario: los diálogos, que suponemos más o menos improvisados, son el elemento central de la película contribuyen, al principio, con su estilo ordinario, a dotar de mayor realismo al relato y a sumergir al espectador en la intimidad de sus protagonistas. Esta impresión de proximidad no quita, sin embargo, una ligera impresión de hastío, no sólo fruto de la frustrante incomunicación, que domina esta sucesión de frases sin brío, sino, sobre todo, frente a la agresividad que convierte a cada uno de estos diálogos en un vano enfrentamiento entre individuos, a fin de cuentas, menos profundos de lo que parecería. El aislamiento y las carencias de cada uno (las del “artista” a la hora de producir una obra cualquiera, las de Laura a la hora de darle un hijo y un entorno feliz, las de una Kahina convertida en figura desollada) acaban por volver a estos personajes bastante odiosos a ojos del espectador, a quien la narración no da los medios para sentir un mínimo de afecto por ellos.

Y, por fin, llega la conclusión haitiano del film, muy hermosa, a través de la cual nos guía en inglés una voz de lo más dulce que habríamos querido oír bastante antes. Como con el asunto de la infancia, que siempre aparece a la vuelta de la esquina, este tema presentado entre líneas a lo largo del metraje se mantiene demasiado tiempo en un demasiado discreto segundo plano, cosa que no podemos menos que lamentar, dada la gracia que destila el epílogo.

(Traducción del francés)

Lee también

ArteKino
Unwanted_Square_Cineuropa_01
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss