En cuerpo y alma (2017)
The Square (2017)
Loving Vincent (2016)
A fábrica de nada (2017)
Soleil battant (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
Out (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

INDUSTRIA Francia

email print share on facebook share on twitter share on google+

"Netflix is coming"

por 

- Rodophe Belmer (Canal+), Florence Gastaud (ARP) y Juliette Prissard-Eltejaye (SPI) analizan la inminente aparición en Francia del gigante americano

"Netflix is coming"

Reunión extraordinaria en el ministerio de Cultura de Francia, intensas reflexiones estratégicas en el CNC, inquietud por parte de los principales actores del video a la carta (o streaming legal) en Francia, dudas sobre las implicaciones que conllevará para Canal+ (primera fuente de financiación del cine francés), mediatización desenfrenada del más mínimo rumor… La llegada anunciada de Netflix en Francia, fijada ya para el próximo otoño, lleva trayendo cola desde hace varios meses. La aparición del gigante americano en el paisaje audiovisual galo se efectuará a priori a través de una sede en los Países Bajos que le permitirá evitar obligaciones legales que la ley francesa prevé para las plataformas de vídeo bajo demanda (en especial, la exigencia de que el 15 % del volumen de negocio deberá invertirse en producción europea). Con todo, parece que Netflix respetará la cronología de ventanas de exhibición en vigor en Francia, que impide comercializar películas en VOD antes de que transcurran 36 meses tras su estreno en los cines. Los rumores que circulan actualmente apuntan también a las negociaciones que tienen lugar estos días con los propietarios de derechos de autor en Francia de los catálogos de películas y a la producción de una serie francesa que Netflix estaría planeando. Cineuropa ha pedido a tres profesionales del cine francés que dieran su opinión acerca de este asunto. A continuación figuran sus respuestas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Rodolphe Belmer (director general de Canal+): "La llegada de entidades de OTT (ndr: "over-the-top content") puede considerarse como inquietante, no la de Netflix en sí. El modelo de Netflix es muy distinto al de Canal+ pues el núcleo de su oferta es la difusión de programas antiguos. En el Reino Unido, Netflix lleva desde antes de 2011 ofreciendo el 92 % de los contenidos. Su modelo consiste en proponer por una baja suma de dinero una enorme cantidad de programas antiguos más algunas series franquicia y su motor de búsqueda, mientras que Canal+ apuesta por lo más reciente en todos los dominios. Es probable que haya una competencia indirecta con un nuevo precio de referencia y, sin duda, la cosa será un poco más difícil, pero no más de lo que ya resulta con empresas como BeIN Sports. En cualquier caso, la competencia no será frontal. No obstante, a largo plazo, hay que pensar en el problema que representa que estos actores internacionales jueguen en varias ligas, sin obligaciones ni taras impositivas: un problema mucho mayor del que conlleva Netflix".

Florence Gastaud (delegada general de la ARP, asociación que reúne a guionistas, directores y productores franceses): "por un lado, hay preocupación porque no sabemos en qué medida puede Netflix afectar al habitual sistema de financiación y de exhibición del cine francés. Pero si somos optimistas, esto nos obligará a hacer aquello que no logramos llegar a hacer: volver a pensar nuestro sistema. Desde el anuncio de la llegada de Netflix, por ejemplo, Canal+ ha vuelto con mayor dinamismo a apostar por los servicios OTT, por el desarrollo internacional, con un impulso renovado a su servicio de VOD, etc. Ahora no podemos hacer como si no existiera. Hay que mover las líneas, quizá también reformar la cronología de medios con una herramienta que favorezca a los virtuosos. Como nosotros nunca tendremos la fuerza de choque de un servicio americano, la única competencia con Netflix que podrán tener las plataformas de VOD francesas y europeas será en función del contenido. El amplio catálogo de Netflix no es especialmente diverso y no contiene películas nuevas precisamente. Al cabo de seis meses, el público francés más acostumbrado a la diversidad acabará aburriéndose".

Juliette Prissard-Eltejaye (delegada general del SPI, sindicato de productores independientes de Francia): "La adquisición de catálogos por parte de Netflix es una oportunidad: para el gremio de la producción audiovisual, las tarifas parecen correctas y existe la posibilidad de producir contenidos inéditos, aunque serán casi con total seguridad programas caros y dirigidos al gran público, por lo que no habrá financiación adicional de la diversidad. En cuanto al cine, las tarifas propuestas para los catálogos parecen muy diferentes en función de los grupos y las agencias independientes. El verdadero problema, sin embargo, es otorgar a Netflix un papel privilegiado en la cronología de medios cuando no están dispuestos a participar en la financiación del sistema. Por ejemplo, la hipótesis de adelantar la ventana de explotación del VOD a 24 meses tras el estreno en cines la pondría al mismo nivel que las cadenas de televisión en abierto que sí producen las películas. Es precisa una voluntad política auténtica que afronte una serie de cambios equilibrados que tengan en cuenta el montante de dinero que invierte cada uno en la producción cinematográfica francesa".

(Traducción del francés)

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss