Miséricorde (2016)
6.9 on the Richter Scale (2016)
Belle dormant (2016)
Callback (2016)
Sámi Blood (2016)
Crudo (2016)
Lady Macbeth (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

SOLETTA 2015

email print share on facebook share on twitter share on google+

Driften: una carrera desesperada para liberarse de los fantasmas del pasado

por 

- El primer largometraje del suizo Karim Patwa, una carrera a gran velocidad en busca de una redención imposible, compite por el máximo galardón en las 50ª Jornadas de Soletta

Driften: una carrera desesperada para liberarse de los fantasmas del pasado

Karim Patwa ha demostrado con Driften [+lee también:
tráiler
making of
ficha del filme
]
, su primer largometraje, recientemente galardonado en el Filmfestival Max Ophüls Preis de Saarbrücken y presentado a concurso en las 50ª Jornadas de Soletta, saber dosificar a la perfección fuerza y control, violencia y emoción, en un ir y venir constante entre la luz y las tinieblas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Robert quiere comenzar una nueva vida lejos de los errores y las obsesiones del pasado. Su dependencia de la velocidad y de las carreras clandestinas lo habían terminado llevando a un punto de no retorno. Tras haber pasado un largo periodo en prisión, Robert desea volver a empezar, protegido de las tentaciones y las malas influencias. Su familia, en apariencia “sana” y perfecta, lo acoge a pesar de los errores del pasado y una inesperada propuesta de trabajo parece iluminar un futuro aún en gran medida incierto. Este aparente equilibrio, sin embargo, lo pondrá en peligro el encuentro con Alice (increíble Sabine Timoteo, nominada al premio a la mejor actriz del cine suizo), profesora de inglés mayor que él que reabre antiguas heridas e inolvidables sentimientos de culpa.

Karim Patwa nos propone un film fuerte que afronta con coraje el tema de la culpa y la difícil convivencia con el propio lado oscuro. ¿Cómo seguir viviendo después de haber cometido un acto irreparable? ¿Cómo controlar las pulsiones autodestructivas que se pueden ignorar pero permanecen, a pesar de todo, selladas a fuego en lo más profundo de nosotros? Driften afronta con coraje y sinceridad estas preguntas “incómodas”, se aventura por un terreno resbaladizo en el que la frontera entre el bien y el mal es cada vez más sutil. Robert es un personaje que lucha por encontrar un lugar en la sociedad, a pesar de un pesado demasiado pesado y las dificultades de un presente que aún no logra domar. La suya es una búsqueda utópica de estabilidad en un mundo que perdona difícilmente los errores y que a menudo está falto de compasión o, por lo menos, de tolerancia con la “diversidad”. 

Karim Patwa acorrala literalmente a su personaje con una serie de primeros planos en ocasiones claustrofóbicos, recordándonos que la lucha contra los demonios del pasado ya está perdida. La cámara sigue a Robert como una sombra oscura, lo observa y desmenuza con un realismo despiadado, evitando la trampa del sentimentalismo o de la fácil compasión. Driften habla de sentimientos inconfesables, de la violencia que dormita en cada uno de nosotros y cuya rienda debemos tener a mano siempre. En el caso de Robert la lucha por tener bajo control a su álter ego oscuro es constante pero incierta, como si nos recordara que la vida no está poblada solamente de (super)héroes sino también de personajes frágiles en busca de una felicidad a menudo utópica.

Karim Patwa retrata una Suiza (demasiado) a menudo olvidada, una juventud que se siente atrapada entre la monotonía de una vida banal a más no poder y la búsqueda de ese “algo” que aún dé sentido a la vida y ponga a prueba. Para Rober esta “droga” es la velocidad, la ebriedad de una carrera de coches clandestina, a caballo entre la conciencia del peligro y la dependencia de la adrenalina. Driften propone una imagen diferente de Suiza, alejada de clichés y lugares comunes. Resulta especialmente interesante la dualidad entre imágenes de una naturaleza idílica, impoluta y la supermodernidad de sus ciudades. Un primer largometraje potente y estéticamente fascinante, Driften es una producción de Langfilm, que también gestiona sus ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

Lee también

courgette oscar shortlist
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

suspi_2016_web300x250