En cuorpo y alma (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
The Square (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Spoor (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LOCARNO 2015 Competición

email print share on facebook share on twitter share on google+

No Home Movie: allende el tiempo de la memoria

por 

- LOCARNO 2015: La cinta de Chantal Akerman, estrenada a escala mundial en la competición del festival de cine de Locarno, lleva la dilatación de los recuerdos hasta lo sublime

No Home Movie: allende el tiempo de la memoria

“Esto es, ante todo, una película sobre mi madre, sobre mi madre desaparecida”: tales son las primeras palabras con que la grandiosa Chantal Akerman describe su última película, estrenada mundialmente en el festival de cine de Locarno, donde compite por el Leopardo de Oro. Con todo, tras esta primera constatación, No Home Movie [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
esconde, lo vemos, muchas más cosas, un mar de verdades celosamente custodiadas que han impregnado todo el cine de la directora belga y que ahora se manifiestan, finalmente, en todo su esplendor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Como lo dice la propia cineasta, su madre siempre ha sido una figura clave en muchas de sus películas. La cárcel que fatalmente marcó su persona, la de ser una niña superviviente de Auschwitz, habita la filmografía de Chantal Akerman como una sombra. A la manera de una incómoda herencia, esta sensación se transmitió de madre a hija, quien hubo de integrarla y exorcizarla a través de sus imágenes. No Home Movie no nació como el retrato íntimo de su relación (“de otro modo, no me habría atrevido”, dice la propia Akerman), sino más bien como el registro casi maniático de un día a día en el que la presencia o la ausencia de la madre es palpable y determinante. “Desde hace muchos años filmo todo”, afirma Akerman. La inmensa cantidad de material obtenido, más de cuarenta horas, dio lugar, en primera instancia, a una instalación con el evocador título de Maniac Shadows y, posteriormente, a la contemplativa No Home Movie. Como suele suceder en el cine de la directora belga, la magia reside en el montaje, cuando la mirada esculpe el material fílmico, dotándolo de una profundidad única y embelesadora. “El film libera algo involuntario desde un punto de vista consciente pero que, aún así, existe. Tal es su fuerza”. Como lo explica la propia Akerman, durante la fase de montaje, todo lo superfluo desapareció para no dejar espacio a nada más que lo esencial: la relación con su madre, el testimonio de ésta por boca de la hija, una hija a menudo ausente, que le rinde homenaje de la manera más sincera que conoce, esto es, a través de las imágenes. Los largos planos contemplativos que se suceden entre la placidez del piso familiar en Bruselas y un allende (los inmensos prados peinados por el viento) que solo Chantal conoce parecen escandir el ritmo de la vejez, momento suspendido en que la verdad debe manifestarse en todo su esplendor antes de que el recuerdo se desvanezca. Con No Home Move, Chantal Akerman parece querer aferrar y volver palpable un amor infinito hasta ahora sumido en una dolorosa inconsciencia. El ritmo contemplativo, casi meditativo, que pauta la película refleja el afecto y la ternura con que la directora se relaciona con su madre, ya anciana. Akerman toma todo el tiempo que necesita para despedirla, se concede el lujo de la contemplación más allá de cualquier imposición cinematográfica. Un lujo que merece. Un film sublime que habla de las relaciones no sólo entre nosotros y nuestros allegados sino entre nosotros y las imágenes que nos rodean en una especie de instantánea que cristaliza en un presente por el que ya sentimos nostalgia.

No Home Movie tiene como agente de ventas internacionales a Doc & Film international.

(Traducción del italiano)

Lee también

Astra
EPI Distribution
LIM
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss