Son of Sofia (2017)
Le Redoutable (2017)
The Square (2017)
A Ciambra (2017)
Ava (2017)
Western (2017)
Les Fantômes d'Ismaël (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

TRANSILVANIA 2016 Inauguración

email print share on facebook share on twitter share on google+

6.9 on the Richter Scale: éxito de público en Transilvania

por 

- La cinta inaugural del festival tiene el potencial para convertirse en el film rumano más exitoso en taquilla de los últimos años

6.9 on the Richter Scale: éxito de público en Transilvania
Teodor Corban y Laurenţiu Bănescu en 6.9 on the Richter Scale

A pesar de los numerosos galardones que ha cosechado en las más prestigiosas muestras de todo el mundo, el cine rumano se enfrenta actualmente a la indiferencia de los espectadores locales, cuya atracción hacia las películas escapistas de Hollywood se mantiene firme. Sin embargo, esto podría cambiar con el estreno de la comedia 6.9 on the Richter Scale [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Nae Caranfil
ficha del filme
]
, de Nae Caranfil, que fue recibida con un enorme entusiasmo el viernes pasado en la proyección inaugural del Festival Internacional de Cine de Transilvania (27 de mayo-5 de junio, Cluj-Napoca). 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A pesar de que los críticos han considerado la cinta como una de las obras menores de Caranfil, el cineasta rumano más relevante que no se encuadra en la autodenominada Nueva Ola que encabezan Cristi Puiu y Cristian Mungiu, Richter ha demostrado un potencial para seducir al público, y puede convertirse en el gran taquillazo que tanta falta hace en el cine rumano. Caranfil, director de Philanthropy (2002) —probablemente la película rumana más citada de las últimas décadas—, vuelve al tono ligero, divertido y entrañable de sus primeros largos, con la doble determinación de ganarse a los espectadores y hacer que se desternillen de risa.

La comedia musical tiene como protagonista a Tony (Laurenţiu Bănescu, en su debut como personaje principal), un joven actor que encara más obstáculos vitales de lo que le gustaría: interpreta el papel principal en un musical y acaba de mudarse a un nuevo piso con su mujer, Kitty (Maria Obretin). Tony descubrirá pronto que el edificio no está preparado para resistir terremotos, lo cual empeorará su ya de por sí intensa fobia a los seísmos. Para complicar todavía más las cosas, Edi (Teodor Corban, en un cambio de registro tras su interpretación como el taciturno protagonista de One Floor Below [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Radu Muntean
ficha del filme
]
), el padre que abandonó a Tony cuando solo tenía cinco años, quiere reanudar ahora la relación con su hijo.

Experto en analizar la tendencia de los rumanos a buscar soluciones fáciles, Caranfil (que también ha escrito el guión del film) se sirve de tropos familiares de la comedia rumana y los aúna en un conjunto generoso, capaz de cautivar a unos espectadores que echan en falta frescura y color en las salas. Vecinos ruidosos, trapicheos, compañeros de trabajo graciosos, aventuras extramaritales y quiproquos tratan de divertir al público durante casi más de dos horas que incluyen momentos que van de lo profundo y entrañable a lo vulgar e incluso obsceno. 

Richter es una comedia apta para muchos paladares diferentes, y considerando la trayectoria de Caranfil —sus dos últimas cintas fueron The Rest Is Silence [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, biopic sobre Grigore Brezeanu (director de The Romanian Independence, de 1912, el primer largo rumano de la historia), y Closer to the Moon [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, un biopic y película de atracos, ambientada en la era comunista y protagonizada por estrellas hollywoodienses que por desgracia exhibía grandes defectos—, este film supone un aumento del dinamismo de su cine, al mismo tiempo que una importante caída en términos de ambición y alcance. Richter es a la filmografía de Caranfil exactamente lo que Los amantes pasajeros [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(otra cinta inaugural de Transilvania) es a la de Pedro Almodóvar. Y, a pesar de todas sus carencias, Richter consolida la posición del cineasta como el más prodigioso creador anti-minimalista de Rumanía.

Dada la fama e influencia del productor Cristian Mungiu, Richter puede ser seleccionada por varias muestras, pero está diseñada para gustar al gran público, especialmente al público rumano y, más concretamente, dado el enfoque algo misógino que se aplica a los sentimientos, al público masculino rumano. Con el estreno previsto para el próximo otoño, la productora Mobra Films tendrá que esperar unos meses antes de comprobar si este exuberante experimento provoca el efecto deseado.

(Traducción del inglés)

Lee también

Cannes NEXT
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss

Italian Pavilion Cannes