Grain (2017)
Las distancias (2018)
Lemonade (2018)
La enfermedad del domingo (2018)
Mes Provinciales (2018)
Transit (2018)
Foxtrot (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

PELÍCULAS Croacia

email print share on facebook share on twitter share on google+

Agape: el amor de Dios en una sociedad intolerante

por 

- La cinta del cineasta croata Branko Schmidt, que se estrenó en Pula, es una poderosa crítica de una sociedad fallida a través de la lente de la iglesia, la religión, las etiquetas y la violencia

Agape: el amor de Dios en una sociedad intolerante
Goran Bogdan (derecha) en Agape

La nueva película de Branko SchmidtAgape [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Branko Schmidt
ficha del filme
]
, es su tercera colaboración con el guinoista Ivo Balenović y sirve como conclusión de su informal trilogía de crítica social, después de Metastases (2009), situada en un entorno de malvivientes, criminales, drogadictos y alcoholicos, como eco de la reciente guerra, y Vegetarian Cannibal [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 (2012),  que trata sobre los mundos interconectados del crimen organizado, la corrupción policial y un sistema sanitario con fallos. Tratando los problemas de la iglesia, la pedofilia, el amor de Dios y la intolerancia entre la juventud croata, Agape, que se estrenó recientemente en el Festival de Cine de Pula, va más allá, haciendo de exposición de una sociedad fallida, prácticas de la iglesia y una juventud ignorada, y explorando los temas más universales del amor, el entendimiento y la moralidad.

La historia sigue a Miran (actuado por Goran Bogdan, un actor que se ve en casi cualquier película croata últimamente), un sacerdote de la parroquia en los suburbios de Zagreb y un profesor de catequésis en un instituto local. Intenta ser un modelo ejemplar para “sus niños”; conduce una moto, juega baloncesto con ellos, bebe cerveza y los invita a jugar videojuegos a su casa. Presta especial atención a Goran (el joven actor serbio Denis Murić, famoso por No One’s Child [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), un chico de un orfanato; esto no pasa desapercibido entre los compañeros de Goran y hace que el chico se meta en problemas. Pero los problemas del sacerdote de multiplican cuando un nuevo compañero inteligente, de aspecto angelical pero vano, Gabriel (el colega de Murić en No One’s ChildPavle Čemerikić), aparece en la escena y se convierte en el rival de Goran a la hora de conseguir la atención y el afecto de Miran. Aparte del ambiente no sano en la clase, el verdadero problema surge cuando Miran va perdiendo lentamente su control sobre el balance del más alto amor de Dios, el cual predica y vive, y las etiquetas incómodas que surgen de sus intereses por chicos al ser un hombre de la fé católica.

El veterano cineasta croata Schmidt trata unos temas interconectados y espinosos y consigue desenvolverlos y examinarlos en un escueto formato de 77 minutos de duración. Esto no fue tarea fácil, ya que él y Balenović (junto a Sandra Antolić y Zrinka Katarina Matijević) crearon distintos borradores y guiones, intentando desarrollar correctamente los personajes y crear las tensiones correctas entre ellos. Schmidt desenvuelve la historia como un auténtico maestro, tomándose su tiempo, y deja que los personajes respiren y la atmósfera se forme. Rodando a los personajes y la arquitectura modernista cúbica de las iglesias modernas a cámara en mano en tonos fríos sin usar apenas música de fondo, el objetivo de Schmidt es un efecto realista que solo se rompe en la tensa escena final, con la cara lesionada de Miran reflejada en los retrovisores de su moto. Teniendo en mente la intensidad de todo, Agape es una película que requiere un tiempo para asentarse en la mente del espectador. 

Otro de los puntos fuertes de la película es la actuación. Casi todo el trabajo duro estaba hecho cuando se consiguió un reparto bien pensado y se hicieron otras preparaciones, incluyendo entrenamiento vocal para los dos jóvenes actores serbios.  Lo único que Schmidt tenía que hacer era tener suficiente fé en sus actores, cosa que hace. Bogdan es capaz de alcanzar profundidad emocional expresada solamente en su rostro, mientras Murić tiene un brillante futuro delante de él, ya que puede compartir escena con casi cualquier actor sin sentirse intimidado o vencido. Su dinámica con  Čemerikić funciona bien, y la actuación del veterano actor croata Ivo Gregurević como un obispo pragmático es un toque particularmente bueno. 

Agape fue producida por Telefilm, basada en Zagreb, y será distribuida por Radiotelevisión Croata (HRT).

(Traducción del inglés)

Lee también

VisionsDuReel_Home
Finale Plzen
Basque Cannes
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss