Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

LONDRES 2017

email print share on facebook share on twitter share on google+

The Cured: una segunda oportunidad para los zombis

por 

- David Freyne escribe y dirige su primer largo sobre un virus zombi que asola Irlanda

The Cured: una segunda oportunidad para los zombis

El guionista y director David Freyne revitaliza la película de zombis con su debut, The Cured, que se proyecta en la sección Cult del 61er Festival de Cine de Londres - BFI. Senan (Sam Keeyley) y Connor (Tom Vaughan-Lawlor) son los curados, víctimas recién liberadas del virus Maze, cuyo principal síntoma es convertir a los infectados en caníbales violentos. Y puede que se hayan recuperado, pero todavía conservan recuerdos de sus días como zombis, por lo que tienen dificultades para reintegrarse en una sociedad que se muestra poco comprensiva. Senan es acogido por su cuñada Abigail (Ellen Page) y su hijo, mientras que Connor queda relegado a una casa de medio camino. Inmediatamente, nos adentramos en los ambientes hostiles en los que recobran su libertad ambos protagonistas: agentes de libertad condicional abusivos, una población de civiles que no perdonan y que tratan a los curados peor que a ciudadanos de segunda clase, el sentimiento de culpa por lo que hicieron... Las tensiones entre los curados y las autoridades no tardan en estallar, y los zombis vuelven a campar a sus anchas. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los aficionados a las películas de zombis quedarán sorprendidos por la sutileza emocional de las interpretaciones: los tres actores protagonistas plasman con maestría el shock emocional que experimentan. Senan está profundamente traumatizado por su cara, que ha quedado marcada de modo permanente; los horribles flashbacks de su vida como zombi hacen saltar literalmente al espectador. Vaughan-Lawlor como Connor se muestra temible y contenidamente amenazador, cada vez más lleno de rencor por el maltrato al que es sometido. Abigail, interpretada con una sutil gravedad por Ellen Page (que también ha participado como productora), se muestra serena, tenaz y determinada a seguir adelante con su hijo a pesar de todo. Juntos, los tres actores forman un triángulo del duelo en el que cada uno intenta reconstruir su vida como puede.

Una sensación de horror permanente gravita sobre la película, potenciada por planos de pasillos sucios y estrechos en interiores destartalados; la fotografía favorece una paleta de colores apagados, incluso cuando Senan, Abigail y su hijo Gillian hacen una excursión a las colinas que rodean la ciudad: el paisaje y el cielo parecen consumidos, devastados. Este regodeo en la miseria, que roza lo autocomplaciente, da ganas por momentos de descansar un poco del mundo de la película. Este descanso lo proporcionan, sin embargo, los compositores Rory Friers y Niall Kennedy, cuya banda sonora, apaciblemente melancólica, transporta al espectador más allá de la pantalla.

Freyne trata de encontrar un equilibrio entre el drama y el terror. Manteniéndose fiel a las convenciones del cine de zombis, los no muertos acaban volviendo a tomar el control. Se abren paso por las calles, recordando a escenas de películas como 28 días después y, por supuesto, la trilogía de Los muertos vivientes de George Romero; Freyne trata de imitar a esta última en su uso del género del terror como alegoría política. Los curados marginalizados sustituyen a los inmigrantes o a las minorías religiosas o políticas, todos aquellos grupos que son victimizados en Europa. Sus ambiciones distópicas echan raíces en otras cintas como Hijos de los hombres (2006) y Distrito 9 (2009). Sin embargo, esto se convierte en parte del problema de la película, pues uno acaba pensando más en sus referencias que en lo que está pasando en la pantalla.  

Pero al final, Freyne sale airoso, a pesar de que su película lleve tatuados en la frente su mensaje y sus influencias. El hecho de que adopte sin reparos las convenciones del género, según las cuales los zombis deben vagar por las calles echando espuma por la boca y buscando víctimas, compensa la tosca estructura de la trama.  

The Cured es una producción de Bac Films y Tilted Pictures que contó con la colaboración de Savage Productions; actualmente busca distribuidor para el Reino Unido.

Nuestra cobertura del 61º Festival de Cine de Londres BFI está realizada en colaboración con el Máster en Estudios de Cine, Programación y Comisariado de la Escuela Nacional de Cine y Televisión de Reino Unido.

(Traducción del inglés)

Lee también

Warsaw
EPI Distribution
LIM
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss