email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TESALÓNICA 2021

Crítica: Pack of Sheep

por 

- El primer largometraje de Dimitris Kanellopoulos padece de un ritmo irregular, pero el intercambio de papeles entre los personajes principales es suficientemente interesante

Crítica: Pack of Sheep
Dimitris Lalos en Pack of Sheep

Uno de los títulos estrenados mundialmente este año en la competición internacional del Festival de Tesalónica ha sido Pack of Sheep, de Dimitris Kanellopoulos. El largometraje, escrito por este ingeniero de sonido griego convertido en director, se basa en una premisa muy simple. Thanasis (interpretado por Dimitris Lalos) es incapaz de pagar su deuda de 40.000 € a un viejo usurero llamado Stelios (Giorgos Valais). El protagonista descubre que Apostolis (Aris Servelatis), propietario de una tienda y marido de su amante Georgia (Vivi Petsi), tampoco puede pagarle a Stelios. De esta forma, le propone que trabaje junto a otros deudores para presionar a su prestamista a ofrecerles un mejor trato.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Durante gran parte de la película, el equilibrio de poderes hace que los depredadores y las presas intercambien sus papeles. Poco a poco, el grupo de deudores gana confianza y supera sus límites, mostrándose reacios a perder el control sobre dos jóvenes mafiosos, Paradisis (Lefteris Polychronis) y Sotiris (Giannis Vasilottos), que acaban de llegar a la ciudad para reclamar el dinero de Stelios. La inversión de roles es probablemente el aspecto más interesante de la propuesta. Se convierte en un elemento central de la narrativa, especialmente durante la segunda mitad de la película, tan pronto como Thanasis y sus compañeros intentan poner sus planes en marcha después de reunirse en un bar. A partir de este momento, la historia avanza a un ritmo más rápido y adquiere cierta profundidad, tras un planteamiento dudoso que no aporta nada indispensable a las motivaciones de los personajes. Por ejemplo, descubrimos que Thanasis tiene una relación complicada con su hijo (Minas Matheas), y que su mujer (Dimitra Kouza) sospecha que la está engañando. Este trasfondo no se combina de forma orgánica con el resto de la trama, y no resulta sorprendente que alguien tan desesperado tenga una vida así de problemática, algo que no lo diferencia de ninguno de sus miserables compañeros.

El final tiene dos caras, ya que una escena se centra en Thanasis y la otra en Apostolis. A pesar de que algunos espectadores pueden apreciar esta dualidad, ambas escenas se debilitan mutuamente al presentar el mismo mensaje (que no es particularmente novedoso) sobre la masculinidad tóxica y la fuerza de la manada, que emergen como los temas centrales de la película. A pesar de estas imperfecciones y de su ritmo irregular, la cinta de Kanellopoulou demuestra una gran intuición en lo que se refiere a la puesta en escena, un reparto solvente y algunas escenas encantadoras, como el cerco en el bosque o el diálogo de apertura entre los dos mafiosos, que comentan la repentina caída de una naranja desde un árbol. A nivel visual, la tensa atmósfera se transmite con gran eficacia, gracias al director de fotografía Stelios Pissas y su decision de reflejar la inestabilidad emocional de los personajes a través de una paleta de colores ácidos dominada por tonos verdes, grises y amarillos, junto con la presencia de un cielo sombrío y premonitorio en el fondo.

Pack of Sheep es una producción de las griegas Jungle Films y Graal Films, coproducida por el canal heleno ERT, la albana Artalb Film y la serbia Film Deluxe.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy