email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2022 Competición

Crítica: Sermon to the Fish

por 

- El noveno largometraje de Hilal Baydarov reflexiona sobre lo que queda después de ganar una guerra, sin florituras pero con belleza y alma

Crítica: Sermon to the Fish

¿Qué es el cine contemplativo? El noveno largometraje de Hilal Baydarov, Sermon to the Fish [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, es un ejemplo paradigmático de slow cinema. Después de sus recientes trabajos, In Between Dying [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
y Crane Lantern, el prolífico autor azerí ha creado una nueva historia centrada en las secuelas del conflicto de Nagorno-Karabaj, presentada en la competición principal del Festival de Locarno.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Baydarov narra una historia de muerte y desesperación, un relato sobre un callejón sin salida, que gira en torno a Davud (un personaje recurrente que también apareció en las dos películas anteriores del director, interpretado por Orkhan Iskandarli) y su hermana (Rana Asgarova, que también participó en obras anteriores del cineasta). En su pueblo, rodeado por un paisaje azerí interminable y accidentado, todos están muertos. Davud intenta convencer a su hermana para abandonar esta tierra desolada, pero ella quiere quedarse e incluso morir ahí, si no hay otra alternativa. Mientras tanto, Davud sigue llevando su uniforme, atormentado por los traumas que vivió durante la guerra y dialogando con los soldados caídos que formaban parte de su pelotón.

Desde el primer plano, la película sumerge a los espectadores en una dimensión errática e incómoda en la que la hermana de Davud habla con el sol, las nubes, el viento e incluso la carretera “que se llevó a su familia lejos de allí”. De hecho, la carretera podría estar planteada como una metáfora del destino inevitable de su familia y su aldea.

Baydarov emplea varias herramientas para construir su historia, habituales en su estilo de dirección. No obstante, en esta ocasión parecen más esquemáticas, más minimalistas que en sus trabajos anteriores. La primera de estas herramientas es su uso meticuloso del ambiente sonoro (cortesía de Elshan Baydarov y Christian Giraud), en el que cada ruido, incluso el de un cuchillo cortando la carne de un pez, resuena como un último aliento de vida. La atmosférica banda sonora de Kanan Rustamli solo se escucha cuando es necesario. El pueblo desierto, filmado de forma impecable por el propio Baydarov, compuesto por campos petrolíferos abandonados, ruinas y toques de belleza antinatural (como un árbol amarillo doblado, situado entre las colinas), es la ubicación perfecta para un grupo de personajes que se dan cuenta de que, tras ganar la guerra, no queda nada. La guerra sigue presente en sus mentes y en sus almas, llevándolos gradualmente a la decadencia.

El único consuelo de la hermana de Davud es un perro que encuentra en el camino. El animal puede llegar a experimentar el mismo destino, pero sigue mostrando gran lealtad y afecto.

Las dos secuencias finales, compuestas por dos largos planos generales, son desgarradoras. “Sobrevivir no es vivir”, dice en un momento dado uno de los personajes principales, y este es un mensaje importante y universal que Baydarov pretende transmitir a lo largo de toda su película, de una forma no demasiado sutil. En este caso, Nagorno-Karabaj es un estado mental, un lugar de desesperación, un infierno en la Tierra compartido por los supervivientes de cada guerra, independientemente de si están cerca o lejos de nosotros.

Sermon to the Fish es una producción de la azerí Ucqar Film y la mexicana Splendor Omnia Studios, coproducida por la suiza Bord Cadre films, la británica Sovereign Films, las también mexicanas Ultra Productions y Cárcava Cine, junto a las turcas TRT Sinema y Poetika Film. La compañía hongkonesa Asian Shadows se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy