Sieranevada (2016)
Tom of Finland (2017)
Barrage (2017)
Verano 1993 (2017)
The Nile Hilton Incident (2017)
Lady Macbeth (2016)
Reparar a los vivos (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Quería hacer varias películas diferentes dentro de un solo trabajo"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Robin Campillo • Director

por 

- El director y guionista francés Robin Campillo ha hablado con Cineuropa sobre su segunda película tras la cámara, Eastern Boys, ganadora del Premio Orizzonti a la Mejor Película

Robin Campillo • Director

Mostra 2013 - El director y guionista francés Robin Campillo ha hablado con Cineuropa sobre su segunda película tras la cámara, Eastern Boys [+lee también:
tráiler
entrevista: Robin Campillo
festival scope
ficha del filme
]
, ganadora del Premio Orizzonti a la Mejor Película

Cineuropa: Ha tardado casi 10 años en hacer su segunda película. ¿Qué le ha hecho llevar adelante este proyecto?
Robin Campillo: Es un proyecto que había llevado conmigo a lo largo de bastante tiempo. Justo después de La resurreción de los muertos, me pasé un año escribiendo un primer guion. Se lo presenté a algunos productores que se interesaron solo moderadamente, y me di cuenta de que el proyecto no había sido suficientemente perfeccionado, y que no quería filmarlo. Necesitaba un mayor periodo en el que madurar, consiguiendo más documentación sobre la prostitución, y un amigo sociólogo me habló sobre estos jóvenes moldavos que usan un tipo de chantaje, astuta pero preocupante, relacionado con la pedofilia. Estaba muy interesado en este nuevo ángulo y volví a escribir, en mi pequeño rincón, antes de buscar un productor no con un guion, sino con algo más consistente entre mis manos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En numerosas ocasiones, la película toma direcciones impredecibles. ¿Era su intención sorprender al espectador?
Un crítico francés que aprecio mucho al que le había gustado La resurrección de los muertos la había sin embargo acusado de ser algo repetitiva. Presto bastante atención a las opiniones de la gente, y me había sorprendido mucho esta. Para mi segunda película, quería hacer una con varios capítulos, que me permitiese variar los roles y hacer varias películas diferentes dentro de un solo trabajo. El primer capítulo es como un informe de lo que pasa en la Gare du Nord. El espectador no conoce aún a los personajes y es su elección inclinarse por uno u otro miembro del grupo. En el segundo capítulo, ruedo un sueño que es más como una pesadilla. Quería también una escena de una fiesta con un intruso, pero tenia que ser perturbador e inesperado. El héroe se arriesga. El tercer capítulo se concentra en la atención del espectador sobre dos de los personajes y desarrolla su relación desde un punto de vista íntimo. El último capítulo, en el hotel, toma otra dirección, aunque por encima de todo da cuenta de una mutación. El poder se da la vuelta y somos testigos de otra invasión…

¿Cómo se acercó a su trabajo con los actores?
Kirill Emelyanov, que interpreta a Marek, es un actor ruso, un profesional desde los cinco años. Cuando nos conocimos por primera vez, no hablaba ni francés ni inglés, lo que era bueno para mí, desde el punto de vista de la autenticidad del personaje, pero también requería un serio compromiso para la preparación y el entendimiento entre los dos. Él y el actor que da vida a Boss (Danil Vorobyev) son profesionales dotados. Vi muchas películas rusas y me costó nueve meses encontrar a estos actores. Pospusimos el rodaje durante un año para estar seguros de que teníamos el reparto correcto. Los invité a mi casa –la película se filmó en mi apartamento- y los hice improvisar la escena de la fiesta. Fue muy poderoso, ya desde el principio. También tuve que asegurarme de tener el permiso de Kirill para las escenas eróticas. Solo tenía 21 años cuando rodamos la película. Le expliqué que tenía que imaginarse en la pantalla, teniendo relaciones homosexuales, imaginar a su familia, sus amigos, todo eso, asegurarse de que sabía en lo que se estaba metiendo. Salió muy bien, especialmente porque les dediqué mucho tiempo a los actores, que también tenían total libertad de improvisación a lo largo del rodaje.

El asunto de los gitanos es muy delicado en Europa. ¿Ha sido cuidadoso para no estigmatizar a esta comunidad?
Quería mostrar esta comunidad sin papeles de una manera matizada, enseñando que, a pesar de todo, un tipo de apego es posible. Los gitanos vivieron a través del horror de la guerra y otros dramas traumáticos que me han conmovido, pero por otra parte, tampoco quería retratarlos como ángeles. La película también trata la relación entre hospitalidad y hostilidad que también trató Derrida: la impresión de que el anfitrión ha preparado una trampa para su invitado, y viceversa.

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Emilia Romagna_site ES
Odessa site
Film Business Course

Follow us on

facebook twitter rss