En cuorpo y alma (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
The Square (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Spoor (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

RÓTERDAM 2016

email print share on facebook share on twitter share on google+

Bodkin Ras: una docuficción experimental con un mensaje humanístico

por 

- El artista holandés Kaweh Modiri pone el formato del documental al servicio de una narrativa ficticia

Bodkin Ras: una docuficción experimental con un mensaje humanístico

La sección Bright Future del 45º Festival Internacional de Cine de Róterdam (IFFR, por sus siglas en inglés), que, en palabras del director del festival, Bero Beyer, "acoge conceptos y cineastas innovadores y emergentes, que tratan de nutrir con su obra el panorama cinematográfico", ha proyectado Bodkin Ras [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, ópera prima del artista y director holandés de ascendencia iraní Kaweh Modiri. El cineasta ya rompió las barreras entre ficción y documental en su cortometraje My Burglar and Me, que también se estrenó mundialmente en el IFFR 2011.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Modiri vuelve a embrollar el género y la forma en Bodkin Ras, entrelazando historias íntegra o parcialmente reales en el guión, ampliando la noción —ya consolidada— de docuficción. La proliferación reciente de mezclas de ficción y documental ha hecho surgir un nuevo espectro de géneros, y el director de Bodkin Ras ha puesto el marcador más cerca de la realidad, recurriendo a un reparto compuesto en su totalidad por habitantes auténticos (a excepción del actor principal, Sohrab Fazelpour Bayat) del aislado pueblo escocés de Forres, integrando no solo sus rostros, sino también sus historias vitales, en la narrativa.

Las escenas introductorias perfilan el arco narrativo principal, que trata de un fugitivo que no logra asimilarse a una comunidad casi herméticamente sellada, además de proveer una especie de versión subversiva de una postal de Forres, en una descripción caricaturesca de los habitantes locales —uno de los cuales se llama Hitler—. Los personajes secundarios opinan sobre el protagonista ficticio a través de entrevistas con planos de busto o de cara (convención propia del documental) o mediante voces en off, a la vez que confiesan sus aspiraciones, incertidumbres y traumas reales. Todo esto se mezcla imperceptiblemente con el tono más sombrío de un thriller, antes de evolucionar hacia una perspectiva humanística de los residentes de Forres, que están "malditos". 

La candidez de algunas escenas —especialmente en las que aparece el personaje de Eddie (Eddie Patton), traficante del pueblo— es un placer repentino e inesperado, y hay una escena en concreto que se transforma gradualmente en uno de los momentos más emocionantes de la película sin comprometer su legitimidad narrativa. Bien al contrario, esta escena aumenta nuestra comprensión del protagonista ficticio e introduce el leitmotiv de la separación (y segregación), simbolizado en la construcción de la valla, evitando a la vez cualquier asomo de lirismo. 

La cinta, que narra cómo el enigmático personaje Bodkin Ras trata de encajar entre personas más bien excéntricas, tiene otro punto fuerte en su narrador explícito, el igualmente intrigante Red James (James Macmillan). Macmillan, un escocés que ha estado en prisión, es un personaje simétrico al protagonista y, en tanto que filósofo popular, narra su propio destino e ideas, todo ello moldeado por sus experiencias con el protagonista —especialmente en sus comentarios sobre una sociedad ostracista—, haciendo surgir un antagonismo que puede acabar en tragedia.

El director ha logrado que los elementos se mantengan casi imperceptiblemente integrados, con la narrativa humanística imponiéndose finalmente sobre la naturaleza experimental de la película. A pesar de un arrebato melodramático innecesario en el tercer acto, Bodkin Ras tiene un inmenso potencial fuera del circuito de festivales, y podría conectar con un público más amplio gracias a sus historias y protagonistas reales, así como por su tono desprovisto de sentimentalismo. 

Bodkin Ras ha sido producida por Raymon van de Kaaij, de Revolver Amsterdam, y coproducida por la compañía belga Inti Films y Blue Iris Films. La película ha contado con el apoyo del Netherlands Film Fund, el Flemish Audiovisual Fund, el Mondriaan Fund/BKVB y Voordekunst.

(Traducción del inglés)

Lee también

WTW Documentaries
EPI Distribution
LIM
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss