Rester vertical (2016)
6.9 on the Richter Scale (2016)
Callback (2016)
Sámi Blood (2016)
Crudo (2016)
Belle dormant (2016)
Lady Macbeth (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"... Y, sin embargo, la inquietud permanece"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Annekatrin Hendel • Directora

por 

- German Films entrevista a Annekatrin Hendel; retrato de la zapatera convertida en directora y de su carrera en las artes creativas

Annekatrin Hendel  • Directora

Algunos de los espectadores presentes en el cine berlinés Babylon estaban que echaban chispas. Tras la proyección del galardonado documental Enemy of the State, la directora Annekatrin Hendel y el guionista Paul Gratzik, que trabajaron para la Stasi durante muchos años, estaban sentados en la mesa para hablar sobre la película. Gratzik dejó de trabajar como informante antes del fin de la RDA y contó la verdad a sus amigos. Este paso valiente y poco frecuente hace única su historia, pero no importó a los que protestaban en el auditorio. Hendel mantuvo a lo largo de todo ello una compostura sorprendente, defendiendo firmemente a su protagonista. La cineasta habló a favor de este hombre que fue culpable de traición durante la RDA ante un público airado: toda una muestra del tipo de mujer que es.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A Hendel ni siquiera se le permitió graduarse de la secundaria en la RDA, aunque fue una alumna excelente. Su madre, por quien sigue sintiendo un profundo agradecimiento, alentó su espíritu desafiante. En casa, Hendel experimentó la libertad personal en el marco de la falta general de libertad. Lo que aprendió entonces, durante la RDA, también le sirve hoy: ser subversiva, conocer las reglas para poder saltárselas, no dejarse intimidar por las autoridades.

Después del colegio, fue a la Komische Oper de Berlín, donde aprendió a hacer zapatos —aunque ahora su trabajo de entonces lo llamaríamos "diseño"—. Hendel llegó a ser jefa de departamento en una fábrica de textiles de cuero, elaborando zapatos especiales con tan solo 22 años, y su carrera parecía  ya segura y determinada. Pero lo dejó para dedicarse, hasta 1986, a diseñar ropa heterodoxa en la escena artística alternativa. Ya en esa época le gustaba dedicarse a cosas que no sabía hacer, entrando en diferentes profesiones por la puerta trasera. Pronto se dio cuenta de que también era capaz de contar historias —historias que no podía contar a través de la moda—, así que se pasó al teatro. Trabajó como diseñadora de escenografía y vestuario durante casi 20 años. La palabra que usa para explicar su carrera y su falta de formación es el viejo y genial concepto de "impostura", que tiene un aspecto audaz y juguetón. Es por ello quizás que en sus películas habla de personas con una tendencia parecida: esos que andan en una eterna cuerda floja. Sus filmes sobre el singular teclista de Rammstein, Flake (2011), el "enemigo de estado" Paul Gratzik (Enemy of the State, 2011), el poeta e informante de la Stasi Anderson (2014) y el genio del cine Fassbinder [+lee también:
crítica
entrevista: Annekatrin Hendel
ficha del filme
]
(2015) muestran una curiosidad llena de vivacidad, libre de prejuicios, una empatía y comprensión hacia la naturaleza contradictoria de las personas.

Su entrada en el sector cinematográfico, primero como productora, tuvo además un elemento de auto-empoderamiento. Hendel quería llegar a más gente de la que el teatro permite. Las películas sobre la RDA que había visto la habían dejado insatisfecha por sus clichés de uniformidad, melancolía y ubicuo abatimiento: para ella, la pasión también estaba presente en la vida en la RDA. Así que llegó al cine con ideas sobre el contenido que siguen siendo válidas hoy en día. A Hendel le interesa el material histórico contemporáneo alemán y diferenciado, la naturaleza singular de la vida durante ese período de cambios radicales y trascendentales que ella misma experimentó. Dice que sabe exactamente qué quiere hacer en sus próximas siete u ocho películas. 

Hendel ha llegado a ser una documentalista que se sabe perteneciente a la última generación de la RDA que puede contar historias auténticas sobre un país que ha desaparecido. En el futuro próximo, piensa volver a explorar territorio desconocido. Hendel quiere dirigir por primera vez una película de ficción, adaptando la novela autobiográfica de Marion Brasch Ab jetzt ist Ruhe; de manera paralela, la cineasta también planea hacer un documental sobre esta fascinante familia de artistas que reflexiona con tanto dramatismo sobre la historia reciente de Alemania. Hendel también quiere hacerse un nombre en la escena internacional con su obra, y como está convencida de que siempre hay que apuntar a la luna para aterrizar entre las estrellas, dice —con toda claridad, bromeando solo a medias— que le gustaría que la adaptación de Brasch ganara un Óscar.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

courgette oscar shortlist

Follow us on

facebook twitter rss

suspi_2016_web300x250